El organismo ambiental de la Provincia enviará inspectores para analizar las emanaciones de Peñacal: podrían subsidiar filtros

El encuentro había sido anunciado en Olavarría por el jefe de Gabinete de Daniel Scioli, Alberto Pérez. Estuvo la directora de Medio Ambiente, Nora Quiroga, y el lunes vendrán inspectores a analizar el caso que publicó en exclusiva infoeme.com, sobre las emanaciones en la calera Peñacal, al lado de Ruta 226.
No se descarta un subsidio para los filtros. Además, irían a analizar qué hacer en la laguna Blanca Chica, donde la sequía mató a miles de peces que están en el borde del espejo de agua.

La reunión entre funcionarios municipales y provinciales de medio ambiente anunciada en Olavarría este martes por el jefe de Gabinete Alberto Pérez en Olavarría avanzó, este miércoles, en el problema de las emanaciones de la calera Peñacal: este mismo lunes, inspectores del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) vendrán a la planta a buscar alternativas de solución.

En la reunión de la tarde de este miércoles, en La Plata estuvo la directora ejecutiva del OPDS, Ana Corbi, y la directora de Medio Ambiente del Municipio de Olavarría, Nora Quiroga.

Nadie lo confirma, pero los inspectores analizarían el caso de Blanca Chica.

Allí se resolvió que el próximo lunes inspectores del organismo vengan al planta que emana un humo denso con olor a azufre -tal como publicó este medio la semana pasada- y se lleven los planos que la Cooperativa de Trabajadores de Olavarría (CTO) encargó a ingenieros para la colocación de filtros en las chimeneas.

En una entrevista publicada el viernes pasado, el responsable de la firma Leonardo Pettachi admitió que las emanaciones son tóxicas, pero la empresa no tiene recursos para comprar los filtros.

Por eso que la Provincia estaría analizando un subsidio, aún no confirmado.

De acuerdo a trascendidos que hasta el momento los voceros locales se niegan a conformar, en la reunión también se habría acordado que el mismo lunes los inspectores recorran la laguna de Blanca Chica.

La idea es qué hacer con las toneladas de peces muertos que quedaron en el lugar luego de que el espejo de agua de cerca de 100 hectáreas quedara reducido a la mitad por la sequía.

Comentá la nota