Orgánicos de la UCR: "Han triunfado nuestras ideas"

Los radicales del sector Orgánico dijeron que "han triunfado nuestras ideas, aquellas por las que luchamos y seguiremos luchando.
Porque son las banderas permanentes de la Unión Cívica Radical, a la que pertenecemos" y postularon que frente a la falta de opciones, la UCR Orgánica no tomará posición como tal y dejará a la libertad de conciencia de cada radical la decisión de acompañar con su voto a quien considere exprese mejor esas ideas".

En un documento final elaborado en una reunión realizada ayer el General Roca, los integrantes de este sector explicaron que "las elecciones del próximo 28 de junio son una gran oportunidad para terminar con el abuso de poder, para equilibrar nuestro sistema político, para controlar al Gobierno, para iniciar el camino de cambio que reivindique la república, promoviendo la inclusión social y la justa distribución de los ingresos".

Opinaron que el "candidato del oficialismo partidario (Castañón) es el producto de la decisión de cuatro o cinco dirigentes - que en su momento abrazaron la concertación Plural - en abierta violación al acuerdo que dejaba atrás la intervención y debía garantizar una representación rionegrina de consenso, alineada con las estrategias nacionales".

El texto completo del documento dice textualmente:

Quienes integramos la UNIÓN CÍVICA RADICAL ORGÁNICA de Río Negro nos sentimos orgullosos del camino recorrido. Fuimos los que nos quedamos en el partido para cumplir con lo dispuesto por la Convención Nacional: ponerle coto al maniqueísmo ideológico de los Kirchner y colaborar en la consolidación de un partido nacional autónomo, independiente y capaz de construir una alternativa al regimen kirchnerista.

Éramos concientes de los costos que tendríamos que afrontar por sostener tal postura en una Provincia donde mayoritariamente el Gobierno y el Partido hicieron una opción por el kirchnerismo.

Sabíamos que, como dijera Alem, "las ideas y las doctrinas no hacen camino rápido, sino cuando quienes las predican están dispuestos a sacrificar todo por su triunfo"

Esta postura que hasta ayer defendíamos en soledad dentro del radicalismo rionegrino hoy empieza a ser asumida también por quienes abrazaron y defendieron a ultranza la Concertación Plural kirchnerista. Ocurre en Río Negro y en todo el país.

Parecen haber quedado atrás los tiempos de los que defendían el "modelo productivo del kirchnerismo", de los que decían que Río Negro estaba indisolublemente unido al proyecto de Kirchner y su esposa, de radicales que criticaban al partido del 2 %, de los que llenaban los actos de la Concertación Plural en Vicente López y otros lugares, de los que no podían esconder su ilusión de ser funcionarios de segunda o de tercera línea de la administración kirchnerista, de los que concurrían a Parque Norte a expresar su apoyo a la Presidente en su erradas políticas contra el campo.

Han triunfado nuestras ideas, aquellas por las que luchamos y seguiremos luchando. Porque son las banderas permanentes de la Unión Cívica Radical, a la que pertenecemos.

Las elecciones del próximo 28 de junio son una gran oportunidad para terminar con el abuso de poder, para equilibrar nuestro sistema político, para controlar al Gobierno, para iniciar el camino de cambio que reivindique la república, promoviendo la inclusión social y la justa distribución de los ingresos.

El candidato del oficialismo partidario es el producto de la decisión de cuatro o cinco dirigentes - que en su momento abrazaron la concertación Plural - en abierta violación al acuerdo que dejaba atrás la intervención y debía garantizar una representación rionegrina de consenso, alineada con las estrategias nacionales.

Por eso, frente a la falta de opciones, la UCR Orgánica no tomará posición como tal y dejará a la libertad de conciencia de cada radical la decisión de acompañar con su voto a quien considere exprese mejor esas ideas.

General Roca, 8 de mayo de 2009.

Mesa Directiva de la UCR Orgánica

Fernando Chironi

Olga Massaccesi

Abel Quesada

Juan Pablo Álvarez Guerrero

Francisco Bezich

Comentá la nota