Ordóñez escuchó reclamos en una asamblea del hospital Molas

Un enfermero contó que pasó tres horas buscando un analgésico para un paciente con dolor. Un médico aseguró que un colega, ya jubilado, debió volver para reemplazarlo ante la falta de profesionales.
Una comisión conformada por trabajadores de la salud de todos los servicios será recibida esta tarde, a las 18, por el subsecretario de Salud, Luis Ordóñez, en la Casa de Gobierno. El funcionario se comprometió a escuchar los reclamos de cada sector, para acordar con el personal, profesional o no, las soluciones posibles a cada problemática. La reunión se acordó ayer a la mañana en el mismo hospital, donde el médico y ex intendente de Eduardo Castex participó de una asamblea organizada por el Sindicato de los Trabajadores de la Salud de La Pampa (Sitrasap).

Como siempre, la reunión de los trabajadores se realizó en el hall de ingreso del Lucio Molas, desde las 9.10. Los organizadores contaban con un sistema de audio para que lo expresado por cada asambleísta se escuchara con claridad. Para algunos la llegada del subsecretario fue una sorpresa, pero otros lo esperaban luego de haberlo invitado para que escuchara de boca de los empleados cuál era la situación en el centro de salud de mayor complejidad de la provincia. Llegó acompañado por Raúl Alvarez, director general de Salud, y Ana Alday, directora del hospital.

Cabeza.

Si bien algunos de los presentes le recordaron a Alvarez que él, como médico del hospital, había atravesado las mismas carencias que se sufren en la actualidad, el clima fue tranquilo y respetuoso hacia los visitantes.

El médico Roberto De Martini, de la Asociación de Profesionales del Molas, agradeció la presencia del funcionario, pues se trata de la primera vez que alguien de su rango asiste a una asamblea en el hospital en los últimos años. "Espero que no ruede su cabeza", dijo el profesional, aludiendo a una posible sanción del gobierno contra el funcionario por su decisión de acudir a la asamblea.

"Espero que no ruede ninguna cabeza y que lleguemos a un entendimiento -respondió Ordóñez-. O nos juntamos y resolvemos los problemas, o esta será una problemática que seguirá existiendo. Quiero escucharlos, no entrar en debate de todas las problemáticas en asamblea porque es imposible, pero sí lo podemos analizar en una comisión".

En el comienzo los presentes no resistieron la tentación de pedirle explicaciones y respuestas, pero el médico castense se negó una y otra vez reiterando que estaba allí para escuchar la problemática de boca de los propios trabajadores, en tanto, que el debate lo dejaría para la comisión que se reunirá esta tarde.

Analgésico.

Entre los testimonios más aplaudidos por los asambleístas se contaron el de un enfermero que estaba trabajando desde las 22 del domingo, un profesional del área de Pediatría y una ex directora del nosocomio. El primero dio un ejemplo de la falta de insumos, cuando relató que la noche anterior había recibido un paciente con fuertes dolores y estuvo deambulando durante tres horas hasta conseguir un analgésico.

El médico, que se presentó como el único responsable del área de Cirugía Infantil, contó que hace algunos días tuvo una emergencia familiar por la cual no pudo asistir a trabajar por unos días. Esa situación, ante la falta de otros profesionales de su rubro en el hospital, derivó en la reprogramación de casi 20 cirugías, número que no se incrementó gracias a la buena voluntad de otro médico que, aunque recientemente se había jubilado, se hizo cargo del servicio. El asambleísta resaltó ante las autoridades que el bajo salario que Salud Pública ofrece a los profesionales hace que sus colegas no se sientan atraídos a trabajar en el sector público.

Liliana Simons, ex directora del Molas, comparó al equipo de salud de la provincia con un equipo de fútbol. Sostuvo que en una cancha hay once jugadores y afuera está el cuerpo técnico. Los primeros juegan y el CT decide qué hacer y cómo hacerlo para ganar. "Pero hay un tiempo. Y ese tiempo, en el hospital, se está terminando", dijo.

La asamblea terminó cerca de las 10.20. Carlos Ortellado, secretario general del gremio en formación, quien hizo las veces de moderador, anunció más tarde que mañana, a las 8, los trabajadores volverán a encontrarse en el hall del Molas para analizar lo ocurrido en la reunión que tendrá lugar hoy a las 18.

Comentá la nota