Ordenaron frenar el envío de dinero contra el dengue a provincias anti K

Ordenaron frenar el envío de dinero contra el dengue a provincias anti K
Por una orden del más alto nivel se retuvieron partidas de Salud para Córdoba, Corrientes y Catamarca. Según cifras oficiales, el dengue creció 60% en una semana, a razón de 1.100 casos por día. La Jefatura de Gabinete recortó un 25% del presupuesto sanitario de 2009.
El viernes 17, los dirigentes de la CTA que habían solicitado una audiencia con funcionarios del Ministerio de Salud para reclamar la incorporación de más recursos humanos a la lucha contra el dengue quedaron estupefactos: Gastón Blanchetiere, subsecretario de Coordinación de la cartera, les informó que no podían hacer llegar fondos a Catamarca, Córdoba y Corrientes porque el Ministerio de Economía tenía vedado el envío de partidas a esas provincias. Los gobiernos de esos estados no pertenecen a la constelación kirchnerista, pero todas están afectadas y amenazadas por la epidemia. Crítica de la Argentina consultó con el ministro de Salud de Catamarca, Juan Carlos Ferreyra, quien admitió que había pedido a la Nación tres millones de pesos y sólo recibió 500 mil en cómodas cuotas y 380 mil en insumos. Ese mismo viernes, luego de las demandas de ATE, Corrientes obtenía un aporte de 200 mil pesos, pero de fondos de financiamiento externo.

La entrevista comenzó a las 10 de la mañana y se prolongó durante una hora y media. Asistían, por la Central de Trabajadores Argentinos, Silvia León, responsable del área de Salud y miembro del Consejo Directivo de la organización; Hugo Godoy, secretario general de ATE de la provincia de Buenos Aires y representantes de provincias afectadas; el médico Hugo Sarmiento, por Salta; el enfermero catamarqueño Fernando Encarnación; el secretario general de ATE y CTA Jujuy, Fernando Acosta; y Graciela Ríos, de ATE Capital.

El motivo de la audiencia, pedida en principio con Ocaña, era exponer la postura de ATE respecto de la epidemia de dengue y las propuestas para contenerla. Silvia León explicó a Crítica de la Argentina que desde el punto de vista de la organización gremial el avance de la enfermedad "tiene que ver con la falta de políticas de prevención y es responsabilidad primera y directa del Ministerio de Salud. Existe el Programa Nacional de Vectores desde la gestión de Ramón Carrillo para la prevención, precisamente, de leishmaniasis, dengue, hantavirus. El programa fue desmantelado en los 90 y este Gobierno no lo recuperó ni invirtió en recursos". León relató que habían informado que los trabajadores de la salud de las zonas en emergencia están infectados y es necesario que tanto la Nación como las provincias tomen personal para realizar casa por casa el trabajo de información y de prevención. En el año 2004, integrantes del Programa Nacional de Vectores junto a la CTA capacitaron 200 beneficiarios del Plan Jefes y Jefas de Hogar. En Salta, hay otros 200 receptores del Plan que también recibieron adiestramiento. En Catamarca, 150 becarios fueron preparados para esa misma función, pero se les dejó de pagar.

El catamarqueño Fernando Encarnación tomó la palabra entonces para informarle a Blanchetiere que las ayudas no llegaban a la provincia. Para sorpresa de los presentes, el funcionario contestó que no pueden enviar fondos a Catamarca, Corrientes y Córdoba porque el Ministerio de Economía tiene la orden de no liberar fondos para esas provincias. Ante la indignación de los gremialistas, el funcionario agregó: yo puedo estar de acuerdo con ustedes, pero no es aquí donde tienen que plantear los reclamos porque a este ministerio le recortaron el 25 por ciento del presupuesto. Los dirigentes de la CTA respondieron: "Usted no es un observador, es funcionario del ministerio. Tiene que hacerse responsable de que llegue la ayuda necesaria para solucionar el problema". Por la tarde, ATE realizó una rueda de prensa para relatar lo ocurrido. El ministerio respiró aliviado porque la noticia casi no se difundió. Cuando los sindicalistas se retiraron de la subsecretaría, y de acuerdo a lo expresado por el ministro provincial Adolfo Schneider, Corrientes recibía 200 mil pesos para distribuir entre sus municipios. Era dinero proveniente de créditos externos.

La ministra Graciela Ocaña se negó a hablar de estos hechos, limitándose a decir a este diario que "a través de la resolución 6 del 2009 del Ministerio de Economía, en vez de darnos el 33 por ciento correspondiente al primer trimestre, nos dio 12 por ciento menos con el compromiso de complementar el desfasaje en las siguientes cuotas". Tal como había revelado Crítica de la Argentina, Ocaña reconoció que "por una resolución administrativa de la Jefatura de Gabinete fechada el viernes pasado se reasignaron 14 millones de pesos correspondientes a Salud que se destinaron al Programa Seguridad Ciudadana".

Sin embargo, la ministra omitió decir que el Programa 37 de esa cartera, contemplado para la Prevención y Control de Enfermedades Endémicas –el dengue es una de ellas–, fue subejecutado durante 2008 y otro tanto ocurre en lo que va de 2009. El año pasado tenía asignados a ese fin 50,8 millones del Tesoro nacional. Ejecutó 21 millones, es decir el 41 por ciento del total. Para 2009 dispone de 65 millones En estos meses empleó 6,7 millones en lugar de los casi 19 que hubiera correspondido. De acuerdo a los datos del propio ministerio utilizó el 10,4 por ciento en lugar del 28,5 previsto. Un descuido de magnitud, sobre todo si se tiene en cuenta que, de acuerdo a los registros de audiencias, el 3 de febrero, Blanchetiere mantuvo reuniones para discutir la ley de emergencia sanitaria. Medida que finalmente fue abortada el miércoles 15 por una llamada de Cristina Kirchner al Senado.

Comentá la nota