Ordenaron a fiscal desarchivar denuncia contra Soria, tras apelación de Larreguy

La Fiscalía de Cámara ordenó a la Fiscalía Nº 6 de General Roca desarchivar la denuncia por amenazas que fuera presentada el año pasado por el concejal de la Concertación Diego Larreguy, en contra del intendente Carlos Soria, con esta decisión la causa vuelve a quedar activa y se aguarda que en los próximos días se convoque a protagonistas y testigos a prestar declaración testimonial, mientras que Soria lo haría en carácter de indagatoria.
La medida fue resuelta por el fiscal de Cámara, Edgardo Rodríguez Trejo, quien le ordenó a fiscal Miguel Fernández Jadhe que proceda "desarchivar" y "reiniciar" la causa, recomendándole además en un tramo de la resolución "actuar con responsabilidad", de acuerdo a lo que adelantaron a ADN fuentes judiciales.

Además Rodríguez Trejo habría recomendado a Fernández Jadhe algunas cuestiones a la hora de tomar testimonial, particularmente en lo referido a Larreguy y en relación a si este había modificado sus hábitos tras el hecho. Una cuestión que se notó tras este suceso fue que Larreguy dejó de concurrir a actos públicos e institucionales en los que estuviera el intendente.

De esta manera la Fiscalía de Cámara avaló la apelación que semanas atrás había presentado el concejal Larreguy para que se revea la medida de Fernández Jadhe.

Los hechos que motivaron la denuncia judicial de Larreguy ocurrieron el 8 de julio de 2008 al término de una de las sesiones que el Concejo Deliberante de la ciudad realiza habitualmente en diferentes establecimientos educativos, en esta ocasión en el CET Nº1, allí Soria, siguió al concejal de la Concertación hasta el auto, lo insulto e invitó a pelear a los gritos y tuvo que ser retirado del brazo por Carlos, uno de sus hijos.

También se supo en estas horas que el juez Emilio Stadler aceptó la presentación de Larreguy, quien asesorado por su hermano el penalista Álvaro Larreguy se presentó como querellante en la causa contra Soria, al que denunció puntualmente por amenazas, coacción agravada y calumnias e injurias, por la reproducción mediática que tuvieron los agravios que Soria le propinó ese 8 de julio y que quedaron registrados en un video.

Tal cómo había adelantado Larreguy a ADN semanas atrás el único edil roquense por la Concertación también querellará por falso testimonio en la declaración brindada al fiscal a la directora de Prensa, Victoria Argañaraz, una de las personas que presenció los hechos que se investigan.

Para los asesores legales de Larreguy está claro que a diferencia de la causa que propició en su momento el hoy Ministro de Gobierno, José Luis Rodríguez, contra el intendente Carlos Soria por supuestas calumnias e injurias dichas en el marco de la campaña electoral, el jefe comunal no podría escudarse en los fueros de opinión que establece la Carta Orgánica Municipal, ya que el hecho denunciado es considerado por la parte denunciante un delito flagrante que no fue cometido en el ejercicio propio de las funciones de un intendente. (ADN)

Comentá la nota