Una ordenanza para recuperar la reserva "Los Caldenes"

La iniciativa fue elaborada por la concejala Iribarren, a partir de una idea de los vecinos de los barrios Matadero y Fonavi 41. El martes logró un dictamen favorable en comisión y hoy será sancionada.
En 1988 un predio municipal denominado "Los Caldenes", en alusión a los árboles que predominaban en toda su extensión, fue declarado área de Reserva Natural. Entonces, el ministro de Asuntos Agrarios de la provincia y el intendente de la ciudad celebraron un convenio para dotarla de calles para automotores, sendas peatonales, iluminación, sanitarios y sitios para la realización de actividades recreativas. Diez años más tarde, ese convenio fue rescindido por otra ordenanza que convirtió a la reserva en un "espacio verde" para "uso comunitario".

Después de otros diez años, un proyecto de ordenanza que será aprobado hoy por el Concejo Deliberante pretende recuperar ese sitio tradicional de la ciudad para que allí convivan un espacio de recreación para los vecinos y de preservación de la flora y fauna del lugar. La iniciativa pertenece a la concejala Alicia Iribarren, del Frepam, con el acompañamiento de sus pares de bancada. El martes fue tratada en la Comisión de Administrativa y Reglamentaciones donde se decidió elevarla para su aprobación con el apoyo de la bancada opositora (PJ).

Parrillas.

El proyecto establece que se mantenga el cerco perimetral en el predio, el cual está delimitado por las calles Ramona Pereyra, Liberato Rosas, Blanco Encalada Sur y Avila; designar a un empleado municipal, que viva en el barrio Matadero, como cuidador del predio; otorgarle la casa que oportunamente se construyó allí, y dotarlo de las herramientas necesarias para cumplir sus tareas; realizar un relevamiento de las especies autóctonas que existen en ese espacio verde y señalizarlas con carteles.

El articulado incluye la obra de iluminación, junto con la construcción de parrillas, mesas y sillas fijas, sanitarios, un anfiteatro con capacidad para 50 personas, juegos para niños, circuitos de salud y para recorridos guiados a caballo, canchas de bochas y fútbol cinco y la colocación de cestos de residuos. También se prevé el desarrollo de actividades educativas, como charlas y visitas guiadas al predio, para que los vecinos lo conozcan y revaloricen la importancia del caldén.

Además del cuidador, la iniciativa contempla la designación de personal de seguridad y guarda parques para controlar, entre otras cosas, que los visitantes no utilicen ramas de caldén como leña. El texto de la norma insiste con que estos recursos humanos deben ser empleados municipales que pertenezcan al barrio Matadero.

Presupuesto.

La denominada reserva contará con una proveeduría, la cual se concesionará de acuerdo a las ordenanzas vigentes, y tendrá un espacio destinado a la colocación de puestos de artesanos para los fines de semana y feriados, con prioridad para los talleres de artesanías que funcionan dentro del Matadero.

En cuanto al presupuesto para tamaña empresa, el artículo 12º indica que el gasto que demande será previsto por el Departamento Ejecutivo de acuerdo a la disponibilidad en los sucesivos presupuestos municipales. Iribarren informó ayer que, más allá de la delicada situación financiera del municipio, la intendencia está de acuerdo con la iniciativa, dado el reclamo que los propios vecinos de los barrios lindantes realizaron a la coalición gobernante durante el desarrollo de la campaña electoral.

La iniciativa recibió los aportes de dos instituciones, la comisión vecinal del Matadero y la Fundación Wetraché, una ONG que realiza trabajos sociales en ese barrio de Santa Rosa.

Comentá la nota