ORDENANZA IMPOSITIVA Derogan artículos que inciden en sobreprecio de las tasas

El Concejo Deliberante derogó los artículos de la Ordenanza Fiscal Impositiva que influyeron en el sobreprecio sufrido por las tasas municipales, fruto del enérgico reclamo que desde principios de esta semana realizaron numerosos contribuyentes tras comprobar que las boletas le habían llegado con casi un 35 por ciento de aumento, cuando en diciembre se había establecido para enero una suba del 18 por ciento, casi la mitad.
En asamblea con los mayores contribuyentes, el cuerpo legislativo realizó una sesión extraordinaria –inusual para esta época del año, cuando la actividad parlamentaria se desacelera- para eliminar los apartados 125, 125 bis, 127 y 127 bis, por los cuales se incluía como cargo adicional a dos ítems que continuaban figurando en el monto básico: la Tasa por Infraestructura Urbana y la Tasa por Infraestructura Sanitaria, en las facturas de CVP (Conservación de la Vía Pública) y Servicios Sanitarios.

Con esta disposición del Concejo, quienes hayan abonado el vencimiento de enero de ambos servicios podrán reclamar al municipio la retribución del dinero que le fue cobrado de más.

El lunes pasado se habían empezado a multiplicar los reclamos de vecinos que habían recibido el aviso de pago del CVP con un incremento del 35 por ciento.

Intercambio de munición

Por ser la primera del año, la sesión de ayer no estuvo exenta de cruces dialécticos y acusaciones. Entre las últimas, la frase “mala fe” fue utilizada en más de una oportunidad para expresar puntos de vista sobre la liquidación de los tributos que realizó el Departamento Ejecutivo.

El primer “palo” al gobierno local surgió de la voz de Magdalena Ricchini (Coalición Cívica), quien preguntó cuánto le cuestan a los contribuyentes los errores de sus gobernantes y si las autoridades de la comuna pueden equivocarse, desdecir y dar marcha atrás en cuestiones tan básicas, en alusión a la inclusión y posterior pedido de eliminación de los artículos derogados ayer.

Más ácido fue Gustavo Traverso (Frente para la Victoria “Militancia Social”), quien se dijo convencido de que en las boletas hubo una doble imposición de tasas y que ello fue “intencional y hubo mala fe”.

Dirigiéndose al presidente del cuerpo, Pablo Petraglia, Traverso sostuvo que con total humildad “se podría haber dicho que se cometió un error administrativo y se podía subsanar”.

“Ahora si uno escucha lo que usted (por Petraglia) dijo por los medios de prensa, queda en claro que no fue error y que el hecho de doble imponer una carga fue a propósito. Usted dijo que sólo eran unas moneditas por mes y que si los concejales de la oposición hacían tanto escándalo por eso, la ciudadanía iba a sufrir la falta de inversión en obras de infraestructura. A lo largo de los años, la Tasa por Infraestructura Urbana estuvo incluida en el básico del CVP y usted dijo que no se cobraba, lo cual es mentira y usted lo sabe”, manifestó Traverso.

A continuación, Cecilia Peiro, del MID, salió a defender a su bloque de las críticas esparcidas por ediles de otras bancadas, que no le perdonaron al desarrollismo haber acompañado el proyecto oficial de aumentar las tasas un 27 ,5 por ciento (repartido en tres) para el año 2009.

“Hemos sido vapuleados muy mal, porque si hemos cometido algún error o actuado en confianza a la hora de aprobar el articulado no fue por haber estado en alguna negociación”, dijo la ex compañera de militancia de Mario Meoni.

Asimismo remarcó que “es bueno cuando un gobierno asume que tiene una doble imposición y la devuelva”.

Comentá la nota