Por ordenanza, cierran los boliches y el Casino

Desde la hora cero de esta madrugada los boliches, pub y el Casino tuvieron que cerrar sus puertas. El Concejo Deliberante de Santa Rosa -por unanimidad- aprobó dos ordenanza vinculadas a la prevención de la gripe A H1N1: una que adhiere a la emergencia sanitaria decretada por el gobernador Oscar Jorge y otra que determina el cierre de algunos comercios y la limitación de la concurrencia en otros.
De los lugares que se ordenó el cierre quedaron excluidos los ciber, que al igual que los restaurantes y confiterías deberán reducir la cantidad de clientes por metro cuadrado. Los concejales oficialistas se quejaron de la recomendación "gris" de la subsecretaría de Salud Pública. El intendente Francisco Torroba quedó facultado para levantar la medida de acuerdo como evolucione.

El proyecto original fue remitido por Torroba. Pero sufrió dos modificaciones, fundamentales, como es la inclusión del Casino entre los lugares a cerrar y excluir a los ciber. Este tipo de negocio quedó incorporado entre los que deberán limitar la concurrencia a un 50%.

Es decir: la ordenanza aprobada anoche incluye el cierre de locales bailables, salas de juegos de azar y electrónicos, salas de juegos infantiles, pub y wiskerías por tiempo indeterminado. Las confiterías, retaurantes, ciber y locutorios con internet deberán tener mesas cada 1,50 metros.

Una vez que se conoció el proyecto del Ejecutivo comunal, hubo algunos reproches por partes de los comerciantes afectados. La Cámara de Comercio canalizó ese malestar. "Si cierran los boliches, tiene que cerrar el casino", dijo.

Es decir, si hay razones sanitarias para cerrar los boliches, también había par hacerlo con el casino. "Si los chicos de 18 años no pueden ir al boliche, van a ir al casino", dijeron. También había razones económicas: se dejaba al Casino Club en un lugar de privilegio y sin competencia en un mes que se cobró el aguinaldo.

Una vez que se conoció el planteo de los comerciantes que sufrirían el cierre, hubo consenos entre los bloques del FREPAM y del PJ para acordar "afinar" el proyecto de ordenanza enviado por Torroba. El resto del día transcurrió en encuentros con los dueños de confiterías y de los ciber. Además se finiquitaron los detalles: la vigencia desde la hora cero de hoy y la extensión de la medida excepcional.

Hubo un acuerdo entre los presidentes de los bloques, Cristina Requejo (FREPAM) y Rubén Santillán (PJ) para incorporar al Casino y dejar afuera a los ciber. Por eso fueron junto al presidente del Concejo Guillermo Di Liscia a consensuar las modificaciones con el intendente Torroba.

El concejal del FREPAM, Marcos Cuelle se quejó de la nota remitida por la subsecretaría de Salud: "el tono que tiene es muy liviano, es una zona gris, donde sólo hace reomendaciones".

El proyecto original remitido por el intendente Francisco Torroba establecía el cierre de los boliches, los ciber y los peloteros. Pero dejaba afuera al Casino Club. La sala de juegos de azar estuvo en la mira de la población y de los comerciantes: se trata de un lugar de intensa circulación de gente, continuo intercambio de dinero y de fichas, que pasan de mano en mano. También la rotación se produce en las maquinitas -uno de los juegos más concurridos- donde ni bien se va un apostador, se sienta otro.

Al momento de anunciar el envío del proyecto de ordenanza (que establecía el cierre) Torroba dijo que "a raíz de las recomendaciones de la reunión de ministros y en base a lo que recomendó Salud Pública, tomamos la decisión de cerrar los boliches y pubs que tengan una concurrencia masiva de jóvenes y adolescentes. También los cíber y los locales cerrados donde existan juegos, peloteros y este tipo de actividades".

Pero anoche el Concejo Deliberante resolvió además el cierre del casino.

Comentá la nota