Ordeñando el Napostá en la crisis hídrica

De no contar con una presa de contención y el correspondiente almacenaje --obras que no fueron previstas--, el producido por una precipitación de 20, 40 o más milímetros, se perdería sin llegar a ser aprovechado por las nuevas instalaciones.

El aprovechamiento del arroyo Napostá Grande no funcionará sin una presa de contención tipo embalse, anterior a la planta potabilizadora que se piensa levantan en Altos del Palihue, sobre terrenos de la Universidad Nacional del Sur.

Si bien en el pasado se recurrió a este curso de agua como recurso hídrico dentro de su condición de agua potable, cuando dejó de ser sustentable el Sauce Grande tuvo que reemplazarlo.

De aquí surge la pregunta: ¿podría actualmente el Napostá accionar nuevamente, en menor escala, como elemento suplementario a fin de mantener la condición de sustentable todo el sistema?

Veamos: la cuenca de recolección de este río-arroyo abarca un total de 1.035 kilómetros cuadrados e incluye la influencia de poblaciones o centros como Tornquist, Sierra de la Ventana, Saldungaray y García del Río, hasta Corti, Napostá y Cabildo.

Ello puede observarse claramente en el croquis de la figura Nº 1. Se trata de una cuenca alargada, con franca salida hacia la ciudad de Bahía Blanca y, más precisamente, con hidrograma de salida en la parte media superior del Parque de Mayo, una vez que sale de Aldea Romana y cruza frente al Departamento de Agronomía de la Universidad Nacional del Sur y al Club de Golf.

Todos estos aspectos hidrológicos han sido profusamente estudiados por investigadores de la Universidad Nacional del Sur, fundamentalmente por el equipo del suscripto, con el apoyo, además, del profesor licenciado Juan D. Paoloni y colaboradores.

Resulta más que elemental pensar que no es cierto que este cauce producirá en forma constante un determinado caudal más o menos fijo, que alguien ya estima como aproximado a los 1.500 a los 1.800 metros cúbicos por hora. Un absurdo.

Cada precipitación o lluvia genera a su vez una cierta escorrentía que puede definirse a través de su hidrograma.

Así por ejemplo, asumiendo que tenemos una precipitación "tipo" con 25 mm. de lámina, ocurrirá lo siguiente:

Dada la forma alargada de la cuenca, el máximo escurrimiento frente al Parque de Mayo se producirá a unas 15 horas de comenzada la lluvia, y, de ser en toda la superficie, alcanzará a un valor superior a los 250 metros cúbicos/segundo que, a las 52 horas de producido el evento (25 mm.) ya se habrá reducido a unos 2,5 mts. cúbicos por segundo. Así, paulatinamente, pasará por los valores siguientes, de no producirse nueva lluvia:

1.800 mts. cub/hora 0,140 mts. cub/seg.

1.500 mts. cub/hora 0,116 mts. cub/seg.

1.200 mts. cub/hora 0,093 mts. cub/seg.

1.000 mts. cub/hora 0,077 mts. cub/seg.

500 mts. cub/hora 0,038 mts. cub/seg.

Y así sucesivamente, hasta asumir un escurrimiento que en un período analizado estadísticamente de veinte años, fluctúa entre 0,6 a 1,6 mts. cub/hora, es decir, entre 160 y 400 litros por segundo en forma continua. Ello cambiará cada vez que se produzca una lluvia, total y/o parcial, dentro de la cuenca antedicha.

En los sistemas corrientes se habla de la unidad: "una mano de agua", que correspondería al flujo de unos 60 litros por segundo, ya sea en un tubo o caño de uso general de unas 6 pulgadas de diámetro o en una acequia.

De no contar con una presa de contención y el correspondiente almacenaje, el producido por una precipitación, ya sea de 20, 40 o más milímetros de lámina, se perdería, pues sólo trabajaría a capacidad de entrada de planta.

Se infiere en consecuencia que el sistema de almacenamiento, captación y entrada debe ser más complejo; asimismo una consecuencia de dicha captación hídrica es que lógicamente el área de hortalizas de Aldea Romana se verá disminuida y afectada; como consecuencia de ello, la zona hortícola del río Sauce Chico, arriba de General Cerri, deberá ordenarse e incrementarse en tal sentido.

En consecuencia, tanto la componente hidrológica de los suelos del área del Napostá como así sus hidrogramas de escorrentía, deben ser considerados y tenidos en cuenta para poder diseñar una buena obra de captación complementaria. Hasta ahora, poco se ha hablado de ello.

Finalmente, el otro factor importante a tener en cuenta es que, muy pocas veces llueve sobre toda la cuenca a la vez, sino en cierta área considerada y, por un determinado tiempo (6, 12, 18, etc. horas) lo que generará una cierta o determinada lámina.

Dicha situación, que por otra parte es la que se observa o constata con mayor frecuencia, puede resolverse apelando a la Planilla Nº 2 que se agrega y que permite definir de tal modo la lámina de lluvia producida generada como escorrentía. Dicha lámina constituirá el dato base para el respectivo hidrograma.

Estas curvas que generan los valores que luego se llevan a un cuadro o planilla como puede observarse, se denominan "De profundidad - área - duración" y su cálculo en sí es bastante complejo, pero se ha logrado calcularlo, entrando así la cuenca y el arroyo Napostá Grande, en uno de los pocos que se han estudiado hidrológicamente en el país.

¿Por qué es importante conocer la lámina de lluvia en función de área y tiempo de precipitación? Porque ésta generará a su vez el volumen, el cual hay que consignar precisamente en la unidad (metros cúbicos) que nos interesa, de modo tal que: lámina de agua de lluvia-(0,00x) x área expresada en Has. x 10 x coeficiente de escurrimiento de cuenca: 0,46 CE=volumen en metros cúbicos disponibles para su consumo.

(*) Profesor extraordinario consulto de la Universidad Nacional del Sur y miembro de la Academia Nacional de Agronomía y Veterinaria.

Planilla Nº 2

Relación profundidad - área - duración para diferentes áreas de la cuenca

Análisis: promedio de tormentas.

Cuenca: Río Napostá Grande.

Lámina de Escorrentía producida en función del área mojada y el tiempo de lluvia

Valores de precipitación, en milímetros, según análisis para:

Area considerada (Ha) 6 hs. 12 hs. 18 hs. 24 hs. 30 hs. 36 hs. 42 hs. 48 hs.

2.000 16,4 27,2 37,9 47,3 58,1 67,2 75,3 84,0

5.000 15,8 26,9 38,0 48,8 58,8 67,1 75,1 83,0

10.000 15,0 25,8 38,1 50,8 59,0 66,8 74,0 81,8

25.000 13,8 25,3 37,0 48,8 57,0 65,2 73,3 80,3

50.000 13,0 23,4 34,0 45,2 53,3 62,0 71,8 78,1

75.000 13,0 21,5 32,0 40,3 49,9 58,7 70,0 76,2

100.000 15,0 20,3 29.7 39.0 49,5 57,5 63,0 67,9

El área total comprende 103.500 hectáreas.

Tres puntos principales

1. El Napostá aportaría un caudal suplementario que por el momento resolvería situaciones críticas siempre que cada tanto se produzca alguna lluvia ocasional.

2. Para poder aprovechar el aporte del Napostá no sólo se necesita una obra hidráulica de captación y potabilización, sino también de almacenamiento. Sin una presa ese volumen de agua que llegue al predio de Altos de Palihue en 48 horas se perderá.

3. Va a haber agua para sacar en escasa cantidad. No será posible extraer de forma continúa 1 m3/seg. del Napostá Grande, aunque con obras de regulación podrá emplearse ese valor e incluso más, siempre y cuando nadie haga uso del recurso aguas arriba.

Comentá la nota