Ordenan reabrir la investigación a Telleldín por la causa AMIA

Ordenan reabrir la investigación a Telleldín por la causa AMIA
Lo dictaminó la Cámara Nacional de Casación Penal siguiendo una instrucción de la Corte Suprema de Justicia. El mecánico está sospechado de participación necesaria en el ataque contra la mutual judía.
La Cámara Nacional de Casación Penal ordenó volver a investigar a Carlos Telleldín, el ex reducidor de autos acusado de vender la camioneta que se usó para volar la sede de la AMIA en el atentado de julio de 1994.

Los camaristas Gustavo Mitchell, Luis García y Guillermo Yacobucci además instaron al Ministerio Público Fiscal a que emprenda "un reexamen" para determinar si corresponde iniciar un nuevo juicio o si se debería profundizar la investigación con el fin de determinar la responsabilidad de Telleldín en el atentado contra la mutual judía.

La Cámara, siguiendo el criterio fijado por la Corte Suprema de Justicia en mayo pasado, ordenó un nuevo juicio que considere, analice y valore los elementos incorporados durante los 16 primeros meses de la instrucción.

En mayo de este año, la Corte Suprema reavivó la causa del ataque terrorista contra la AMIA, cometido el 18 de julio de 1994.

El tribunal reconoció la validez de la investigación que hizo el ex juez federal Galeano hasta el 31 de octubre de 1995, fecha en la que la Justicia considera que el magistrado dejó de ser imparcial.

Por su parte Telleldín consideró que era "muy confuso" el fallo de la Corte Suprema y advirtió que en su momento "no se pudo probar" que él tuviera responsabilidad en el ataque terrorista.

La última noticia sobre la situación de Telleldín se conoció en julio pasado, cuando la jueza federal María Servini de Cubría resolvió prohibir la salida del país del ex reducidor de autos y actual abogado, investigado por el atentado a la AMIA.

La jueza, subrogando a su colega Rodolfo Canicoba Corral, había tomado esa medida prohibió ante "riesgos procesales" existentes, es decir que Telleldín se fugue para eludir a la Justicia.

Comentá la nota