Ordenan a una prepaga que solvente la operación de una afiliada

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Cámara del Trabajo hizo lugar al amparo presentado por una trabajadora del hotel DUT y conminó a la prepaga Galeno a solventar la operación y rehabilitación de una dolencia que fue rechazada como accidente de trabajo.
María Cristina Alvarado recurrió a la justicia luego que la empresa de medicina prepaga a la que está afiliada y la ART se negaran a cubrir el tratamiento. La mujer padece una lesión grave en el "manguito rotador del hombro derecho" que la incapacita para el desempeño laboral y demás tareas cotidianas provocando "dolor ante acciones simples".

Galeno se negó a solventar la intervención por considerar que la dolencia denunciada "está relacionada con el lugar de trabajo" y que correspondía a la ART costear su tratamiento.

Por su parte la aseguradora desconoció el "accidente de trabajo" denunciado por la empleadora de Alvarado y calificó la dolencia de la mujer como "enfermedad inculpable", desentendiéndose de toda responsabilidad en su sanación.

En su resolución, la Cámara advirtió que el informe del Cuerpo Médico Forense, que ratificó el diagnóstico y el tratamiento indicado a la mujer no recibió objeciones de las partes.

Pese a la dificultad para determinar el origen de la lesión, los jueces consideraron que "en principio" correspondía a la "obra social" articular los mecanismo necesarios para garantizar la intervención y posterior rehabilitación de la paciente por sus antecedentes médicos.

"Los estudios acompañados por la amparista dan cuenta de un sinnúmero de complicaciones anteriores que podrían ser la causa de la dolencia actual", señalaron los jueces que ordenaron a Galeno articular los "trámites necesarios" para la operación en un plazo de 10 días, bajo apercibimiento de multa de $500 por cada día de atraso.

El tribunal justificó la medida cautelar en "el menoscabo que se le produce a la amparista en el pleno goce de su derecho a la salud", cuestionando los procedimientos dilatorios impuestos por la prepaga y la aseguradora.

"La postura asumida por ambas evidencia un acto, al menos, irresponsable y arbitrario" sostuvieron los jueces de la Cámara.

Comentá la nota