Ordenan pagar el 82% a una docente jubilada.

Ordenan pagar el 82% a una docente jubilada.
Sienta un precedente clave para aquellos docentes que pueden jubilarse sin alcanzar la edad mínima. Son los que cumplieron 25 años de servicio en escuelas especiales o de frontera.

VIEDMA (AV).- Una resolución reciente de la Comisión Administrativa de Regulación de la Seguridad Social (CARSS) le dio la razón a una docente jubilada con 25 años de servicio en Educación Especial y le ordenó a la Anses que le pague el 82 por ciento como a cualquier otro docente jubilado, en lugar del 48 que cobraba.

De esta manera, el organismo nacional sentó un precedente clave que abrirá las puertas para que otros docentes de escuelas especiales, de frontera o en zonas muy desfavorables de al menos 10 provincias -aquellas que transfirieron su caja de Previsión- puedan recibir el beneficio previsional en el máximo de su porcentual, aún sin cumplimentar la edad establecida para la jubilación ordinaria.

Liliana Quiroga, secretaria del departamento de jubilados de la Unter Viedma, inició su reclamo junto a su colega, Soledad Holstein, hace unos cuatro años, cuando luego de retirarse con el 48 por ciento y con 25 años de servicio, a nivel nacional se aprobó la normativa que aumentó todas las jubilaciones docentes al 82 por ciento. "Inmediatamente pedimos el beneficio en la Anses, pero nos lo negaron", relataron ayer las docentes jubiladas.

Comenzó así el largo peregrinar por despachos oficiales. En el mismo escrito en el que Anses niega la posibilidad de aumentar el porcentual, se deja abierta la posibilidad a las peticionantes de que recurran a la CARSS para apelar la decisión. El 29 de enero pasado, la Comisión se expidió a favor de la primera de las docentes, mientras que el segundo expediente espera por una pronta definición que seguramente no demorará muchos días ya que los argumentos son idénticos.

El decreto 538/75 le otorgaba a los docentes de esas tres categorías la posibilidad de jubilarse sin límite de edad, habiendo cumplido 25 años de servicio. Pero mientras por un lado esa norma compensaba la tarea de máximo esfuerzo y dedicación de ese sector de docentes, por otro, las normas previsionales posteriores mantuvieron el porcentual en el 48 por ciento del haber de un activo.

Cuando se reestableció el 82 por ciento para los jubilados, la ley en cuestión obligaba a los docentes a tener un edad mínima de 57 años para las mujeres y 60 para los hombres. Eso dejó afuera a estas tres categorías que por su propia normativa podían jubilarse con 25 años pero sin haber alcanzado esa edad, por lo que Anses les denegó el aumento.

Con el asesoramiento del abogado Guerino Angel Curzi y el apoyo del gremio Unter, las dos docentes de Educación Especial iniciaron el reclamo que, para Liliana Quiroga, resultó favorable con el fallo de la CARSS, aunque aún debe aguardar que Anses Viedma acate la disposición. Soledad Holstein aguarda expectante que la CARSS se expida, mientras cientos de docentes con muchos años de servicio miran atentos el devenir de los hechos.

Comentá la nota