Ordenan al Ejército retirar explosivos dispersos de la zona militar de La Calera

Tiene 90 días para hacer un rastrillaje y colocar carteles advirtiendo que es un lugar de riesgo. Lo ordenó la Justicia Federal, 12 años después de la muerte de un nene por la explosión de una granada en su casa.
Doce años después de la muerte de Cristian Albornoz (12), producida por la explosión de una granada encontrada en terrenos del Tercer Cuerpo de Ejército, la Cámara Federal de Córdoba le ordenó a esa comandancia que en 90 días realice una "limpieza total" de los campos militares de La Calera.

El Tercer Cuerpo de Ejército deberá realizar "una limpieza total de todos los artefactos explosivos o peligrosos que allí hubiere, debiendo asimismo colocar carteles de prevención y advertencia indicando que se trata de una zona militar peligrosa y que se encuentra prohibido el ingreso de toda persona ajena a dicha institución, todo para evitar en el futuro la reiteración de un suceso similar", dice el fallo.

Cristian falleció el 7 de agosto de 1996, alrededor de las 19, ocho horas después de la explosión de una granada militar en el galpón que existía en el patio de su casa en barrio Guiñazú, resultando heridos además su hermano Sergio, Rubén y su sobrino Javier Romero, por entonces de 3 años.

El explosivo, una granada española EAM5, había sido encontrado meses antes en campos militares de La Calera por un hermanastro, Eduardo, cuando buscaba leña en el lugar. Durante el estallido también estaban presentes la madre, Isabel Luján, y también una hermana de la víctima fatal.

Indemnizaciones. El fallo de la Sala A de la Cámara Federal de Córdoba, integrada por Ignacio María Vélez Funes, Luis Roberto Rueda y Abel Sánchez Torres, considera por unanimidad al Ejército responsable en un 80 por ciento de lo ocurrido, mientras que Eduardo Lucio Romero, el hermanastro de Cristian que encontró la granada, es culpable en un 20 por ciento.

En concepto de daño moral, los padres de Cristian deberán recibir 50 mil pesos cada uno, mientras que otro de los heridos, Sergio Albornoz, deberá obtener 40 mil pesos.

Por mayoría, la Cámara ordenó el pago de 36 mil pesos más intereses a Rubén Albornoz, otra de las víctimas. En concepto de "pérdida de la chance", los padres de Cristian recibirán 12 mil pesos cada uno; Sergio Albornoz unos 15 mil pesos; Rubén Albornoz también otros 15 mil pesos.

Comentá la nota