Ordenan cerrar un sitio web que llama a matar al premier

El ministro del Interior italiano, Roberto Maroni, anunció que el gobierno ordenó el "cierre inmediato" del sitio "Matemos a Berlusconi", una página web de la red social Facebook, que cuenta con más de 17 mil miembros.
El ministro de Justicia, Angelino Alfano, dijo que la ley debe intervenir porque "comete un delito quien incita públicamente al odio" predicando el asesinato de Berlusconi.

El líder del principal partido de la oposición, Dario Franceschini, dijo que estaba de acuerdo con la clausura del sitio en Internet, pero recordó que existen otras 180 páginas web que piden su propia muerte y las de otros dirigentes del partido Democrático.

Hay también un sitio llamado: "Matemos a los que quieren matar a Berlusconi".

El ministro Maroni afirmó que "no creo que en ningún otro país del mundo sea posible llamar a una página "maten al primer ministro".

El gobierno conservador anunció también que los que intervienen en el sitio y han incitado a la violencia serán denunciados. La justicia de Roma abrió ayer un procedimiento.

El grupo "Matemos a Berlusconi" nació en setiembre del año pasado y en los últimos meses había agregado 12 mil nuevos inscriptos.

La policía postal italiana pidió ayer a la red social Facebook con sede en Palo Alto, California, que oscurezca de inmediato las páginas "sin perder la información con las amenazas".

En la red de Internet existen otras páginas que se prestan a reunir a partidarios de la muerte de Berlusconi. Pero son comunes también sitios que, por ejemplo, proponen ver el cadáver del primer ministro británico Gordon Brown.

En Internet hay también páginas que reclaman la beatificación de Berlusconi o lo quieren candidato al Premio Nobel de la Paz.

El "compañero Raúl", que es actualmente el administrador del sitio "Matemos a Berlusconi" dijo que la página en Facebook: "Nosotros no queremos matar a nadie. Se trata solamente de un foro de extrañezas".

Sin embargo, hay algunos mensajes inquietantes como el que dice: "Silvio terminarás como Kennedy, no duermas tranquilo".

Comentá la nota