Ordenan la captura de un ex funcionario

Fue director de un programa de Salud
El juez federal Norberto Oyarbide dispuso la captura del ex director del Programa Nacional de Control de Cáncer del Ministerio de Salud Roberto Loiácono y de su hijo Fernando en la causa en que investiga la entrega de medicamentos adulterados o que el Estado debía entregar a título gratuito a los pacientes.

El oncólogo, a través de su abogado Eduardo Barcesat, presentó un escrito en el juzgado en el que reclama que se lo cite a prestar declaración indagatoria para dar sus explicaciones y conocer con exactitud los supuestos delitos de los que se lo acusa.

La Policía Federal allanó la casa de los Loiácono, pero no pudo dar con ellos. El abogado Barcesat dijo a LA NACION que presentará a su cliente el lunes ante la Justicia, después de las fiestas de Año Nuevo.

Oyarbide había eximido de prisión a Loiácono, pero la Cámara Federal revocó esa medida y ordenó al juez que dicte su captura. Oyarbide por eso firmó una orden para detenerlo, junto con su hijo Fernando.

En la causa, Loiácono está mencionado por la adquisición de medicamentos de alto costo al laboratorio Biodrugs, donde su hijo oficiaba como gerente. El abogado dijo que ya hubo un sumario administrativo por supuestas negociaciones incompatibles, que concluyó que su cliente no era responsable.

En la causa aparece mencionado también el hijo de Loiácono, Fernando, como percibiendo dinero del fideicomiso que habían firmado la obra social bancaria con el laboratorio San Javier, de Néstor Lorenzo. Estos cobros se hacen mediante órdenes de pago irrevocables garantizadas (OPIG) que no podrían haber sido cobradas por terceros.

Barcesart estaba indignado por la orden de captura: "A alguien que quiere defenderse, no se lo manda a detener. Eso es contrario a las reglas del juego procesal y del humanismo constitucional". Dijo sentir "repugnancia" por cómo se tramita la causa y adelantó que presentó un recurso de Casación para que el tribunal revea la revocatoria de la eximición de prisión de su cliente.

Comentá la nota