Por una orden de la Justicia, Sandra Mendoza dejó la residencia oficial

Después de dos días de diferencias con su esposo, Jorge Capitanich, amenazas de huelga de hambre e intentos por ingresar en Casa de Gobierno, la diputada nacional electa Sandra Mendoza permaneció por casi cinco horas en la residencia oficial hasta que finalmente se retiró anoche en medio de gran repercusión periodística.
El episodio de ayer siguió a la desvinculación de la ex funcionaria de la gestión provincial y el no ingreso al edificio gubernamental de las últimas horas.

La prolongada guardia periodística que comenzó ayer a la siesta a las puertas de la residencia del gobernador llegó a su fin anoche cuando poco después de las 21 una Toyota Hilux abandonó el edificio con Sandra Mendoza en su interior.

Iba en el asiento trasero, tapada con una manta y apenas pudo advertirse a pesar de las luces y flashes de las cámaras fotográficas porque los vidrios polarizados no permitieron verla con precisión.

De inmediato el responsable de la guardia lo confirmó: "La señora Sandra Mendoza se retiró de buena voluntad del edificio". Cuando se le preguntó el origen de la 4x4, el uniformado sólo agregó que el vehículo fue proporcionado por la gobernación.

En el interior de la casa permanecían los hermanos de la ex ministra de Salud, Elizabeth y Rodrigo, el abogado personal y el médico Marcelo Slimel.

Uno a uno habían llegado para acompañarla y asistirla en el domicilio de Saavedra al 200 en las horas previas.

Ante los trascendidos de posibles desmanes de la mujer en una de las habitaciones, el oficial a cargo de la custodia dijo desconocer todo hecho ocurrido en el interior de la casa así como todo procedimiento judicial que la involucre. Las versiones afirmaban que había quemado la ropa del gobernador.

Orden judicial

El aspecto legal fue terreno de imprecisiones y rumores que se sucedieron a lo largo de la tarde.

Primero se hablaba de una orden de desalojo. Luego se indicó que se trataba de una orden de exclusión del hogar emitida por un Juzgado de Familia local, que antecede al desalojo.

La medida se utiliza cuando uno de los integrantes de la familia ejerce algún tipo de acción violenta que amerita su alejamiento de los demás integrantes de la familia.

Respaldo

Desde el principio del atrincheramiento de Mendoza se vivieron momentos de gran desconcierto porque una movilización del MIJD se dirigió hacia la residencia. El hecho no pasó a mayores y la espera tendría más suspenso.

La policía reforzó la seguridad en el lugar, cortó el tránsito en las esquinas de Saavedra con Pellegrini y López y Planes.

Luego llegarían el abogado Simón Strugo y un conocido hombre de radio entre los allegados.

Dos ingresos de personal policial y un recambio de la guardia fueron los siguientes movimientos de la tarde.

Comentá la nota