Por orden de la Justicia Federal allanan la comuna de San Pablo

| Buscaban documentación ligada a punteros que cobrarían un porcentaje a cooperativistas
Por orden de Mario Racedo, a cargo en esta feria de los dos juzgados federales, dos allanamientos fueron concretados ayer en San Pablo. El objetivo era buscar elementos relacionados con presuntas maniobras orquestadas por punteros políticos para quedarse con parte del dinero que perciben beneficiarios del programa "Argentina trabaja". No obstante, la medida no arrojó ningún resultado relevante, según fuentes judiciales.

Los allanamientos, efectuados por personal de la Policía Federal y de Gendarmería Nacional en horas de la tarde, tuvieron lugar en la sede de la comuna rural de San Pablo y en la vivienda perteneciente a un vecino de apellido Santana, según pudo saber LA GACETA.

La finalidad perseguida era averiguar si en los inmuebles había documentación vinculada con la formación y funcionamiento de algunas cooperativas que operan en la zona, en el marco del programa "Argentina trabaja".

Los allanamientos habían sido requeridos -en dos ocasiones- por el fiscal federal general Antonio Gustavo Gómez, a quien Racedo delegó la investigación.

En el pedido, Gómez se había basado en los testimonios de varios beneficiarios del programa, quienes, presuntamente, habrían denunciado que en la casa de un puntero político de la zona se celebraban reuniones con el fin de acordar cómo sería distribuido el dinero. La maniobra consistiría en el cobro -por parte de los punteros- de un porcentaje de lo que los cooperativistas perciben mensualmente por las obras o trabajos comunitarios que realizan.

Los punteros exigirían esta suerte de "comisión" por las gestiones efectuadas para incluir a los beneficiarios en las cooperativas, requisito imprescindible para formar parte del programa nacional.

La concreción de los allanamientos por parte de los federales generó mucha expectativa entre los vecinos. Muchos se acercaron hasta las inmediaciones de la comuna que encabeza Daniel Castro, quien no se encontraba en el lugar.

María Rosa Acuña, de 61 años, aplaudió el operativo. "Todos sabemos que los punteros dividen los planes (los cupos para participar del programa) únicamente entre sus allegados", se quejó.

Los operativos de ayer se sumaron a los concretados la semana pasada. En esa ocasión, en Banda del Río Salí fueron detenidos Amelia Herrera y Manuel Quiroga debido a la denuncia efectuada por Verónica Pedernera, según la cual le sustrajeron la tarjeta de débito con la que debía percibir las remuneraciones correspondientes al programa. Luego fue detenido Guillermo Quiroga, a quien le encontraron armas en su domicilio.

Comentá la nota