Por orden judicial la policía desalojó la Plaza 25 de Mayo

La ciudad de Resistencia vivió ayer una de las jornadas más violentas de los últimos tiempos en medio de un enrarecido clima de tensión política que no puede ser separado de estos episodios. Nuevamente el día comenzaba con varias movilizaciones por el centro de la ciudad, registrándose una poco entendible agresión a la sede del Ministerio de Desarrollo Social que culminó con cuantiosos destrozos.
Pero la situación más dramática se desató a la siesta, cuando un operativo policial en cumplimiento de una orden judicial puso fin al campamento que hace varios meses se desarrollaba en la Plaza 25 de Mayo

, arrojando un saldo de 29 detenidos y varios heridos leves, entre los cuales se cuenta un reportero gráfico golpeado en el rostro por un uniformado. La mayor sorpresa la dio la diputada electa Sandra Mendoza, quien se presentó para resistir el desalojo junto a los manifestantes y protagonizó cruces con los efectivos.

Desalojo en horas de la siesta

El operativo policial para el desalojo de la Plaza 25 de Mayo fue en cumplimiento de una orden emitida por la jueza de Faltas de la Provincia, doctora María del Carmen Fernández, para poner fin a un campamento que ya llevaba más de tres meses.

El despliegue involucró a 550 efectivos de distintas unidades la Policía del Chaco que desde muy temprano ya se encontraban en los alrededores de la Casa de Gobierno. Sin embargo lo que precipitó el cumplimiento de la medida fueron los destrozos ocasionados por manifestantes en Desarrollo Social.

El movimiento policial se inició pocos minutos después de las 14, con un grupo de agentes que avanzaron por la avenida 25 de Mayo hacia la Plaza, apoyados por móviles de Bomberos. Mientras el grueso de los policías se movilizaba, una comisión se encargó de notificar a los manifestantes sobre la orden judicial de desalojo, lo que dio lugar a que varios de estos comenzaran a irse por sus propios medios, aunque otro grupo se resistió, lo que provocó corridas, golpes y detenciones.

En medio de la gran tensión generada, se hizo presente en el lugar la diputada electa, y hasta ayer funcionaria de Salud Pública, Sandra Mendoza, quien en una llamativa actitud comenzó a arengar a los manifestantes que se retiraban para que regresen, volviéndose a producir choques con los agentes. Esta escena se registró sobre la avenida Sarmiento, donde otra columna policial se encontraba desplegada y se lanzó en persecución de los revoltosos, pudiéndose observar a Mendoza protagonizar cruces y forcejeos con los efectivos.

Los incidentes se extendieron por varios minutos y culminaron con la detención de 29 personas, las cuales fueron alojadas en las comisarías Primera, Segunda y Cuarta Metropolitana, mientras que la mayor parte de los manifestantes fueron escoltados hasta la rotonda de la ruta para ser recogidos por transportes que los retornaron a sus lugares de origen.

Decisión política ante una escalada de violencia

"Fue un hecho no deseado por nadie, pero necesario en virtud de los hechos que se venían desarrollando. Hubo una liberación para la ciudad de Resistencia de un espacio público que todos tienen derecho a usar", evaluó el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini, al referirse al procedimiento policial.

En conferencia de prensa junto al jefe de la Policía del Chaco, Héctor Lisboa, Pedrini fundamentó las razones que concluyeron en esta decisión, asumiendo la responsabilidad de la medida por dos razones: "la primera, evitar daños mayores. La segunda, para permitir el uso y goce por parte del conjunto de la población de un espacio verde y público".

"Estábamos en presencia de una escalada de violencia, con la suma de los incidentes de ayer (martes) en la Ruta Nacional 11 donde hubo manifestantes con palos, clavos miguelitos y arrojando una bomba molotov; la amenaza pública del MIJD hacia el gobernador Capitanich y frente a los desgraciados acontecimientos de violencia que se registraron frente al Ministerio de Desarrollo Social", precisó.

Armas en el campamento

Además de los 29 detenidos, la policía secuestró durante el operativo gran cantidad de armas blancas, palos y hasta bombas del tipo molotov que se encontraban en poder de los manifestantes.

"No podemos permitir el almacenamiento de bombas molotov en el centro de Resistencia. El peligro potencial que encierran es inmenso y por lo tanto se tomó esta decisión", señaló el ministro de Gobierno.

En total se hallaron 19 bombas molotov, martillos de mano, cuchillos tipo carnicería, hojas de hacha, artefactos para arrojar explosivos tipo mortero y chuzas. También se incautaron gran cantidad de piedras, mosaicos, alambre en rollos, 30 bastones de madera y machetes.

"Sandra Mendoza es libre de manifestar"

Respecto a la participación de la ex ministra de Salud durante los hechos, Pedrini dijo que "la señora Sandra Mendoza, como cualquier ciudadano, es libre de manifestar las opiniones políticas que crea conveniente".

Comentá la nota