Orán: amparo por el despido de un gremialista en una transportista

Desde la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), se decidió dar el apoyo total para que uno de los empleados más antiguos de la transportista San Antonio, de Orán, presentara un amparo en la Justicia laboral tras ser despedido.
Aunque la presentación fue realizada hace dos semanas, el titular del gremio en Salta, Pablo Medrano, comentó que desde la Justicia se hizo lugar a distintos reclamos realizados por la empresa que apuntan a demorar la resolución de esta medida.

El viernes pasado, en el marco del amparo presentado, el juez Laboral Osvaldo Luis Pintado había convocado a una audiencia de conciliación con la empresa. Pero los referentes de San Antonio pidieron la suspensión de la convocatoria porque indicaron, la empresa no había sido notificada dentro de los plazos establecidos, esto es, tres días antes del encuentro.

En el amparo se solicita que Carlos Romero, el chofer despedido, sea incorporado en la empresa entendiendo que fue discriminado por su actividad gremial.

En principio, desde la empresa se había argumentado que no había suficientes recursos para seguir sosteniendo en su puesto a Romero, el trabajador mas antiguo de la boletería.

Pero por el contexto que envolvió la protesta de los trabajadores de esta empresa hace un mes y medio, cuando durante mas de una semana los trabajadores cortaron el ingreso y salida de colectivos de San Antonio en el galpón de la empresa, Romero sospecha que la decisión de la patronal tiene mas que ver con su participación en esas medidas.

Medrano se mostró optimista ante la posibilidad de que este amparo y su resolución se enmarque en el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que dispone la libertad sindical.

Esto implica que los representantes de los trabajadores no deben, necesariamente, pertenecer a un gremio para ser delegados.

No obstante, le queda la duda por el actuar de la Justicia oranense dado que ahora el caso pasará al Juzgado de turno que ingrese en la feria judicial, lo cual podría significar mas demoras.

Mientras, desestimó los argumentos de la empresa sobre la falta de presupuesto porque "se incorporaron más unidades y trabajadores desde que Romero fue despedido".

Por fuera del amparo, sostuvo que se harán las denuncias que correspondan ante el Ministerio de Trabajo dado que la empresa sigue incumpliendo con algunos puntos que se firmaron en un acta acuerdo y que, entre otras cosas, obliga a los empresarios a cumplir con los pagos según lo establecido en el convenio colectivo de trabajo.

Comentá la nota