La opulenta Dubai golpea los mercados

El emirato provocó temor entre los inversores al pedir una moratoria para la deuda del principal holding que impulsó su expansión
DUBAI.- Tras varios meses de sostenida recuperación, los mercados internacionales volvieron a temblar ayer luego de que el opulento emirato de Dubai anunció su incapacidad para honrar sus obligaciones financieras y pidiera una moratoria para la deuda de la "joya" de su economía, el holding Dubai World.

Los problemas de uno de los siete Emiratos Arabes Unidos, que se convirtió en el centro del auge inmobiliario (tiene el edificio más alto del mundo), han minado la confianza de los inversores occidentales que habían acudido al Golfo Pérsico en busca de ayuda durante la crisis financiera.

El anuncio golpeó primero a los mercados de Asia, donde los bonos islámicos, conocidos como sukuks, retrocedieron un 15%, y sacudió luego a las bolsas europeas. El índice Footsie de la Bolsa de Londres registró una caída del 3,18%, el Dax de Fráncfort se desplomó un 3,25% y el CAC de París cerró con una baja del 3,41%. Wall Street no operó ayer por el Día de Acción de Gracias.

El emirato, golpeado de lleno por la crisis financiera tras años de crecimiento ininterrumpido, anunció anteanoche su intención de pedir seis meses de moratoria para el pago de una deuda a los acreedores de Dubai World, el holding detrás de su rápida expansión y de su división inmobiliaria Nakheel, constructora de sus célebres y lujosas islas con forma de palmera.

"Dubai World tiene la intención de pedir a sus acreedores y a los de Nakheel que esperen por lo menos hasta el 30 de mayo de 2010 para el pago de deudas que alcanzaron su madurez", afirmó en un comunicado el Fondo de Apoyo Financiero de Dubai, que vigila las consecuencias de la crisis en la economía del emirato.

Ahmed ben Said al-Maktoum, presidente de la Comisión Fiscal Suprema de Dubai, justificó ayer la decisión tomada por el emirato.

"Entendemos las preocupaciones de los mercados y los acreedores, en particular. Sin embargo, intervenimos debido a la necesidad de tomar una acción decisiva para enfrentar la carga de endeudamiento particular [de Dubai World]", dijo el jeque.

"Nuestra intervención en Dubai World fue planificada cuidadosamente y refleja su posición financiera específica. El gobierno está encarando la reestructuración de su operación comercial en pleno conocimiento de cómo reaccionarían los mercados", agregó.

Ver Dubai en un mapa ampliado

Los problemas de Dubai dejaron en evidencia la falla de su alguna vez ponderado modelo de erigir extravagantes ciudades en el desierto con residentes, financiamiento y fuerza laboral del extranjero. También puso en marcha un cambio de poder hacia el emirato de Abu Dhabi.

Ayer, Dubai trató de revivir cierta confianza al decir que su rentable DP World, que opera 49 puertos en todo el mundo, no estaría involucrada en la reestructuración. "Como la mayoría de las ciudades globales, Dubai ha experimentado su parte en los desafíos económicos y sociales en esta turbulencia global. Ningún mercado es inmune a los problemas económicos", dijo el jeque Ahmed.

Los grandes bancos europeos podrían pagar los platos rotos por esta situación, ya que según una nota del Credit Suisse su exposición a la deuda de Dubai y las compañías vinculadas con el emirato está estimada en 19.600 millones de dólares.

Inmediatamente después del anuncio, la agencia financiera Moody´s bajó la calificación de seis importantes compañías del gobierno de Dubai. "Un reescalonamiento de la deuda indicaría que el gobierno se prepara para permitir que una firma vinculada a él no honre sus obligaciones", afirmó Moody´s.

Standard and Poor´s también bajó la calificación de cinco compañías del emirato, al estimar que el anuncio "representa el fracaso del gobierno de Dubai para aportar un apoyo financiero oportuno" a una compañía del primer plano.

La deuda total de Dubai fue estimada en 80.000 millones de dólares en 2008, entre ellos, 70.000 millones correspondientes a compañías públicas. Dubai World acapara por sí solo 59.000 millones de ese monto.

"El mercado se había acostumbrado a la idea de la deuda de Dubai y esperaba un pago de la deuda de Nakheel en diciembre de 2009", declaró la economista Monica Malik, de EFG-Hermes.

"Las obligaciones de Dubai para 2010-2011 ya son importantes", subrayó. Dubai debería pagar 13.000 millones de dólares de deuda en 2010 y 19.500 millones en 2011.

Los analistas, sin embargo, desestimaron el impacto para la región en general, ya que Dubai financió su crecimiento mediante préstamos, mientras que sus vecinos son mayormente grandes exportadores de gas y petróleo.

"No me apuraría a hablar de contagio. Cualquier cosa de Abu Dhabi o Qatar está respaldada por dinero serio. Dubai está mucho más apalancada", sostuvo Youseff Affany, administrador de relaciones de Citi especializado en la región.

En ese sentido, se espera que el apoyo de Abu Dhabi, otro de los Emiratos Arabes Unidos, hogar de la mayoría del petróleo del país, mantenga a Dubai a flote.

En forma paradójica, el anuncio de Dubai tuvo lugar tras la noticia del lanzamiento exitoso de una partida de 5000 millones de dólares de bonos del tesoro del emirato, que ha sido suscripta en forma total por dos bancos de Abu Dhabi.

Mercados emergentes

El anuncio de Dubai no sólo impactó en las bolsas asiáticas y europeas, sino también en las de los principales mercados emergentes, especialmente los de América latina.

La bolsa de Brasil cayó con fuerza: el índice Bovespa se desplomó un 2,25%, mientras que el índice IPC mexicano perdió más del 2,92%. En la Argentina, el índice Merval cayó un 4,28%, la mayor caída del mes.

Comentá la nota