"Optimizamos servicios para llegar a toda la comunidad"

"Optimizamos servicios para llegar a toda la comunidad"
La tarea es para lograr una ciudad integrada urbanísticamente en lo estructural y funcional.
Cuando se habla de servicios públicos, una de las reparticiones más activas e importantes que tiene el Gobierno de la ciudad, desde donde se pretende optimizar todas aquellas prestaciones que generan bienestar y una mejor calidad de vida a sus habitantes. El ingeniero Juan Carlos Lencina está al frente de esta área, la cual a través de una previa planificación continúa cumpliendo con su cometido.

- ¿Cuáles son las políticas que se aplican desde esta dependencia?

Servicios Públicos atiende la política de cuatro áreas específicas. Lo relativo a la higiene, que se centraliza a través de siete centros operativos; Calidad de Vida, en lo que hace a inspección y bromatología; Tránsito, transporte urbano y seguridad vial y finalmente el área del cementerio. También incluye desagües urbanos, alumbrado público, parques y paseos, pero éstos competen a la Secretaría de Obras Públicas.

-¿Cuál es la visión que se tiene de lo que se quiere lograr?

Esta gestión avizora una ciudad integrada urbanísticamente en lo estructural y funcional. En lo estructural con las obras básicas que permitan la comunicación y eviten el aislamiento de todos los sectores. Y en lo funcional, con servicios públicos que incrementen el nivel de calidad de vida y posibiliten que Santiago del Estero, como ciudad, se mantenga como un cuerpo armónico, en donde coexisten funciones específicas con las estructuras que lo respaldan.

- Durante esta gestión ¿Cuáles fueron las necesidades prioritarias de la gente y a las que se les ha dado respuesta?

Se realizaron numerosas visitas barriales y en ellas se han recibido pedidos que competen a la comunidad, como seguir sosteniendo y mejorando los niveles del área de saneamiento urbano. Han pedido que se incrementen las líneas de colectivos, entre otras problemáticas. A ello se da respuesta con acciones concretas, como la adquisición de contenedores, dotando de cisternas a las zonas que no tienen agua potable y mejorando las calles principales de los barrios, aunque lo ideal sería pavimentar todas, pero hay restricción presupuestaria y se ha dado prioridad a lo más urgente. En épocas atrás la gente no podía transitar por las calles, tomar un colectivo era una lotería. Esos factores han cambiado, o sea que mejoró su calidad de vida respecto a años atrás.

-No debe ser fácil cubrir todas las necesidades cuando existe un crecimiento importante y más que nada en el sur de la Capital.

Nuestra ciudad tiene una tendencia de crecer hacia el sur, porque ahí se dan mejores condiciones para la instalación de nuevos barrios. Estamos abocados a dos aspectos, uno es mejorar la calidad de los servicios, que es algo continuo y no se hace de la noche a la mañana, tomando medidas y modificaciones que los optimicen. El otro es la expansión demográfica, que completan esta trípode de mejor calidad, mayor extensión y cantidad de gente que será atendida.

Desde esta área se están proyectando los servicios públicos para una ciudad de 10 años. Teniendo en cuenta que Santiago tiene una característica muy especial, se debe proveer no sólo los servicios a sus habitantes estables, sino que por ser una ciudad atractiva incorpora nuevas poblaciones, lo que nos eleva la cantidad de personas a asistir.

-¿Cuántos habitantes tiene la Capital?

Hoy la Capital tiene entre 270 y 280 mil habitantes, con una proyección de 2008, pero Santiago está proyectando a 30 mil personas más. Nuestro gran desafío es planificar una ciudad con 10 años de anticipación.

- Cuando habla de carácter social ¿A qué se refiere?

Nos referimos a que no vamos a implementar políticas con el pretexto de una tecnificación plena que den lugar a pérdida de la fuente laboral. Por ejemplo, en el sistema de higiene estamos promoviendo lo contrario, es decir, generando más puestos y esto fue anunciado por el intendente. También cuando hablamos de lo social se busca preservar la dignidad humana. No hay barrios de primera y segunda, si bien hay zonas que pueden ser caracterizadas como residenciales, existen barrios que expande el IPVU y gente que viene del interior, lo que va generando asentamiento. Es para ellos que trabajamos.

-¿Para llevar adelante estas políticas se necesita de la colaboración del vecino?

La higiene es una sociedad con la comunidad. El 50 por ciento es del Municipio y el resto de los vecinos. Si hacemos una buena sociedad y creamos un hábito en el que se privilegie la higiene no sólo de la vía pública, la defensa del medio ambiente y las relaciones de los vecinos, nosotros vamos a mejorar los niveles en aquellos servicios que estamos dispuestos a dar. A esta área la tomo como un desafío permanente, en la que se trabaja las 24 horas para que la gente incorpore todo aquello que se le brinda.

Comentá la nota