Optimismo turístico por las primeras nevadas.

Si bien los turistas que suelen visitar Mendoza no realizaron sus reservas con anticipación, para pasar el fin de semana largo, la ocupación hotelera rondó el 52% y se generó un gran optimismo ante las primeras nevadas de ayer en la cordillera.
Aunque los datos turísticos finales, que arrojan las listas completas de pasajeros, se conocerán recién mañana, desde la cartera de Turismo se mostraron conformes y estiman que la actividad estuvo 20 puntos por encima de 2008 y 5 puntos más que en 2007. "Pensamos que la ocupación hotelera será del 55% en toda la provincia, con un 80% en alta montaña y 35% en el Gran Mendoza", destacó el secretario de Turismo, Luis Böhm.

Según los especialistas en materia turística, los visitantes tienen un comportamiento particular debido a la crisis económica y no realizan reservas con anticipación. "Desde la crisis económica mundial, los visitantes se definen a último momento. Esto sucedió en el verano cuando las reservas fueron del 35% pero la ocupación hotelera llegó al 90%", agregó el funcionario.

Con el objetivo de captar la atención de los ciudadanos de otras provincias y también de los extranjeros, la cartera preparó una campaña para este invierno previendo la falta de nieve, que por fin llegó.

Por este motivo, en otoño comenzaron a promocionar a Mendoza para reforzar la imagen en el período de bajas temperaturas, sobre todo, en el receso invernal previsto entre el 10 y 24 de julio de 2009.

Otros de los puntos que generaron optimismo en el sector, fueron las primeras y tan esperadas nevadas. Según informaron desde el Servicio Meteorológico Nacional, ayer comenzó a nevar en alta montaña y esto marcó un buen augurio para la provincia.

Alrededor de la 1 de la madrugada de ayer comenzó a nevar en Mendoza, en la zona de Horcones, Las Cuevas y Penitentes, y como consecuencia de esto, quedó cerrado el túnel internacional Cristo Redentor y se interrumpió el tránsito a Chile.

La mayor cantidad de nieve se encuentra del lado chileno, según informaron autoridades de ese país, y del lado argentino, la Gendarmería aseguró que la circulación es normal hasta Las Cuevas. Esta es la primera nevada del invierno, que está retrasada con respecto a años anteriores por lo que se demoró la apertura de los centros de esquí.

Comentá la nota