Optimismo en el oficialismo, la oposición y los empresarios sobre un cambio de rumbo

Empresarios líderes y dirigentes políticos argentinos revelaron sus opiniones y pronósticos sobre la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca. Consultados por El Cronista, analizaron el futuro de la relación de Estados Unidos con Latinoamérica y, en especial, con la Argentina
Mauricio Macri Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

“Me entusiasma mucho lo que puede ocurrir tras la asunción de Barack Obama como presidente de EE.UU. Creo que tiene un compromiso con hacer política de otra manera, junto a la gente, cosa que siempre planteamos desde el PRO. Tiene un desafio enorme por delante, por lo que es muy importante que nuestro país acompañe esta nueva etapa con un diálogo renovado y superando esta etapa de desconfianzas”.

Daniel Scioli Gobernador de la provincia de Bs. As.

“La llegada de Obama significa cambio y esperanza. Seguí de cerca toda su campaña, desde las elecciones primarias hasta su triunfo en los comicios generales, y estos han sido los dos conceptos que Obama supo transmitir con claridad al pueblo norteamericano. Lo aguarda una gran responsabilidad en este contexto financiero internacional complejo y confío en que las medidas de inversión social y productiva que ha anunciado servirán para reactivar la economía global. Su secretaria de Estado designada, Hillary Clinton, ha expresado su voluntad de recuperar un compromiso vigoroso con el continente, no sólo a partir del comercio, sino desde una relación más madura, que incluya la innovación tecnológica, la seguridad y la inversión en energías alternativas, como son los biocombustibles”.

Sergio Massa Jefe de Gabinete de la Nación

“La asunción de Obama muestra un cambio significativo en cuanto a lo político y cultural de la sociedad de Estados Unidos. Se trata de la asunción de un presidente joven y negro surgido en una situación crítica que describe el contexto en el que vivían los norteamericanos en los últimos tiempos. Pero su asunción trajo muchas esperanzas y genera expectativas hacia dentro del país. De cara al mundo, la llegada de Obama tiene enormes expectativas y desafíos debido a que la economía mundial está en una de las peores crisis de su historia y necesita que ese motor que es la economía de EE.UU. se ponga en marcha; por otro lado también tiene otros desafíos porque se trata de un presidente Demócrata que se enfrenta a situaciones como los casos de Guantánamo, la Franja de Gaza o Irak y será un gran interrogante saber qué camino va a elegir en cuánto a esos temas. Para Latinoamérica, y en especial para la Argentina, se abre la esperanza de dejar atrás situaciones de desencuentros que se produjeron durante la administración de los Republicanos, y los primeros gestos y mensajes hacia esta región del continente fueron muy alentadores”.[

Mario Das Neves

Gobernador de Chubut

“La asunción de Obama se da en un contexto de crisis mundial que obliga a reevaluar todos los análisis y expectativas previas. En este sentido, y de forma global, es de esperar que su asunción se vea reflejada en una renovación de la confianza en la economía mundial. Obama estableció su programa de política exterior para América latina basado en la visión de ‘las cuatro libertades’ de Franklin Delano Roosvelt. Es de esperar que reedite la ‘política del buen vecino’ de los años 30-40, basada en el respeto mutuo, la no intervención en los asuntos externos, y el aumento del intercambio comercial en la región. Si bien no estoy de acuerdo con el ALCA, es importante que se avance en la quita de las restricciones arancelarias y para-arancelarias a los productos argentinos. Aspiro a que la Argentina tome esta nueva oportunidad para incrementar su posición de influencia en el concierto de las naciones”.

Celso Jaque Gobernador de Mendoza

“El Presidente Barack Obama seguramente le dará un nuevo impulso a los Estados Unidos para empezar a salir de una de las mayores crisis económicas de su historia. Es de esperar que la nueva administración centre su atención en la economía y que elabore una estrategia basada en fortalecer al Estado, aumentar los servicios sociales y fomentar la producción y el empleo. Este cambio va a estar basado en un nuevo estilo, dialogante, más conciliador, más abierto que buscará reconciliar a un país dividido, recuperar el prestigio de los norteamericanos en el mundo y reorganizar el sistema internacional desde una perspectiva multilateral”.

Francisco de Narváez

Diputado Nacional (PJ Disidente)

“Al asumir la presidencia de los Estados Unidos, Barack Obama tiene la enorme responsabilidad de darle al mundo un nuevo liderazgo. No saldremos de la crisis mundial solo con medidas económicas, se requiere priorizar los valores y principios de Occidente, que la prudencia derrote a la codicia que imperó durante años. Este será el gran desafío del presidente Obama y de la administración que asume. Si China no desacelera su crecimiento, con un fuerte plan de obra pública, y el programa fiscal de Obama revitaliza la economía norteamericana, los países en vía de desarrollo tendrán una pronta oportunidad de recuperarse. En ese contexto, ¡qué bien nos hubiera hecho que Cristina estuviera en Washington y no en La Habana y menos en Caracas!”.

Cristiano Rattazzi

Presidente de Fiat Argentina

“Por ser la potencia económica más importante del mundo, obviamente la asunción de un nuevo presidente en EE.UU. tiene implicancias a nivel global y particularmente en esta coyuntura, en la que Barack Obama puede generar expectativas favorables y gestar un clima de confianza, necesario para volver al circuito virtuoso del crecimiento de la economía mundial. Respecto a la relación entre Argentina y Estados Unidos, entiendo que no habrá cambios significativos en la medida que el país viene perdiendo peso en términos relativos y todavía tiene temas pendientes en lo que hace a su normal inserción en el circuito de las finanzas internacionales, y en lo que hace a la estabilidad de reglas de juego para los negocios de lenta maduración. Más relevante para la Argentina será lo que el gobierno de Obama pueda hacer para relanzar la economía mundial, en la medida que la economía estadounidense continúe siendo uno de los principales motores.”

Daniel Benvenutti

Presidente de Bridgestone

“Obama representa un cambio, no solo por convertirse en el primer presidente negro de EE.UU, sino porque con la crisis comienza una nueva etapa mundial, no sé si una nueva era. Lo cierto es que muchas cosas tienen que cambiar para que se revierta el ciclo negativo. Latinoamérica va a tratar de pasarle varias facturas a Obama, pero la crisis económica en Estados Unidos es muy seria y al principio le va a demandar dedicación exclusiva. Hillary intentará cambiar la imagen de los republicanos de los últimos tiempos y mostrar las diferencias de criterio de los demócratas. Pero sin capital no se pueden hacer obras y si ellos no solucionan sus problemas económicos, mal pueden pensar solucionar los del resto del mundo. Desde el punto de vista del mercado, si no hay confianza no hay consumo”.

Norberto Lovaglio

CEO de DHL Express para Sudamérica

“En un contexto de recesión en los países centrales y dentro de un escenario probable que se encamina a que los emergentes serán el 50% del PBI global, algunas multinacionales como el Deutsche Post tienen una estrategia que apunta a mercados emergentes. En ese sentido podríamos ver algún correlato de la economía global hacia la política global. Hay posibilidades de que se mire a nuestra región con más interés tanto para temas políticos como es el caso del G-20, en búsqueda de consensos, así como en materia económica en los grandes temas como viene pasando con Brasil. Si además tenemos en cuenta que al elegir su equipo económico no se avizoran tendencias proteccionistas aunque si de fuerte intervención estatal como solución de la crisis quizás también una mayor apertura hacia América latina de diálogo y de búsqueda de consensos se vea reflejada en una mayor dinámica del comercio exterior del norte con la región. La crisis es una oportunidad para buscar inversiones y la política puede acompañar en este nuevo proceso. En mis viajes por América del Sur veo mayores expectativas en los hombres de negocios también.”

Ricardo Lima

Director General de Loma Negra

“La llegada de un nuevo presidente es una buena oportunidad para mejorar la relación entre dos países, creo que una política exterior exitosa es el primer paso para generar nuevos negocios entre EE.UU. y Argentina. Es importante con

tinuar reforzando los vínculos de confianza y trabajo en áreas que son de interés común para ambos países. La asunción de Obama generó una gran expectativa en mucha gente, esa expectativa puede ayudarlo a tomar las decisiones correctas para atemperar la crisis financiera internacional y así revertir la situación mundial. La relevancia de EE.UU. en el plano internacional significará que los aciertos que se puedan dar desde el comienzo de su gestión permitan generar las condiciones para restablecer la confianza en los mercados financieros, y así encontrar una salida a la crisis.‘

Martín Gauto

CEO de Prudential Seguros

“Históricamente el partido demócrata ha demostrado su intención de afianzar la relación con Latinoamérica. De hecho, Hillary Clinton, futura Secretaria de Estado, así lo ha expresado recientemente. Creo que existe la motivación para que haya un impacto positivo. Sin embargo, en el corto plazo, el gobierno del presidente Obama deberá enfrentar desafíos importantes en su país y dar respuesta a las expectativas del pueblo americano con respecto a la solución de la crisis. Por lo tanto, a nivel local, no sería razonable esperar cambios en lo inmediato. Con respecto a la política económica, considero que no habría que esperar importantes modificaciones que puedan afectar a las empresas locales”.

Carlos

Martinangeli

Presidente de NEC Argentina

“Hay que partir de la base de que la llegada de Obama a la presidencia de Estados Unidos es un hecho histórico dentro de un contexto mundial que pocas veces se ha vivido. Hoy la relación bilateral con Estados Unidos es buena en un marco donde ambos países mantienen una actitud respetuosa, independiente y constructiva. Hillary Clinton ha comenzado a trabajar anticipadamente en este sentido. Con la llegada del partido demócrata al poder en la figura de Barack Obama, estas relaciones deberían potenciarse. ¿Qué puede llegar a cambiar en ese aspecto? Desde nuestra industria, el mejoramiento de las relaciones puede traer aparejado el mayor intercambio tecnológico y la Argentina está en una posición única para exportar soluciones de IT con valor agregado.

Julián Rooney

Vicepresidente de Minera Alumbrera

“El cambio de gobierno trae aparejada una mayor esperanza en la población de EE.UU., que puede corresponderse con una visión más positiva de los mercados respecto de la crisis internacional.

El nuevo gobierno posiblemente contribuya a estabilizar los mercados de los commodities, a los que en general todos los países de América latina están muy ligados, incluyendo la Argentina.

Comentá la nota