Optimismo neuquino por áreas petroleras inactivas

El viernes cierra la inscripción para empresas interesadas en asociarse con la empresa estatal provincial G&P SA. Son áreas inactivas, que pueden tener todavía un moderado resultado, que permita entre otras cosas levantar el nivel de empleo en el sector.
El viernes cerrará el gobierno neuquino su convocatoria a empresas para invertir en el desarrollo productivo de áreas petroleras actualmente inactivas, y hay una treintena de firmas inscriptas para una eventual asociación con Gas y Petróleo de Neuquén (G&P), la empresa estatal que comanda Rubén Etcheverry.

El funcionario calificó al proceso iniciado en abril como "muy exitoso" en cuanto a la "cantidad de inscriptos que hubo, tanto de empresas consultoras y especialistas en geología y geofísica, como de empresas interesadas en explorar y explotar en la cuenca neuquina y en aquellas áreas transferidas a G&P".

El llamado sirvió para elaborar un registro de empresas interesadas en la exploración y futura explotación de gas y petróleo, y también para realizar estudios geológicos en las denominadas áreas marginales. Etcheverry reconoció en este punto que "si bien el éxito estará dado más adelante, hoy se puede afirmar que el llamado fue bueno porque se formó un registro con más de 60 empresas consultoras interesadas y unas 30 empresas inscriptas para asociarse con G&P para producir y explorar hidrocarburos en nuestras áreas".

Recordó que se trata de 56 áreas marginales de gas y petróleo, 54 de ellas G&P las recibió en abril de este año -por decreto provincial 436- de Hidrocarburos del Neuquén SA (Hidenesa). Algunas son de mayor riesgo y están ubicadas sobre la cordillera de los Andes y otras, en la zona aledaña a Añelo, San Patricio del Chañar, Senillosa y Picún Leufú.

Además, la empresa estatal es titular de permisos de exploración y concesiones de explotación sobre otras 23 áreas distribuidas en la provincia, producto de reversiones parciales o totales de áreas concesionadas originalmente por los Estado nacional o provincial. Estas áreas ocupan una superficie total de 8.400 kilómetros cuadrados aproximadamente.

Sobre esta superficie con posibilidades de contar con riquezas hidrocarburíferos, G&P posee la titularidad de los permisos de exploración y concesiones de explotación sobre cinco (5) áreas de alto riesgo exploratorio, con una superficie del orden de los 29.700 kilómetros cuadrados.

Comentá la nota