El optimismo de la Fed impulsa a los mercados mundiales.

Prevén una rápida recuperación de la economía y se disparan las bolsas financieras.
Los inversionistas de Europa y Wall Street reaccionaron ayer con entusiasmo a los comentarios del presidente de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Ben Bernanke, quien pronosticó una recuperación en el corto plazo de la economía mundial, tras la peor crisis económica global en décadas.

"La actividad económica parece estar estabilizándose, tanto en Estados Unidos como en el extranjero, y las perspectivas de un retorno del crecimiento en el corto plazo parecen buenas", estimó el jefe de la Fed en su discurso "Lecciones de un año en crisis", pronunciado en una reunión de economistas organizada por la Reserva Federal en Wyoming.

Bernanke reiteró que la recuperación podría ser "lenta al principio", como consecuencia de las tensiones y de los "grandes desafíos" que persisten, principalmente sobre el consumo de las familias estadounidenses.

"Aunque hayamos evitado lo peor, todavía nos esperan grandes desafíos", advirtió el titular del Tesoro norteamericano, y añadió que los desafíos no competen sólo a la economía de Estados Unidos y que todo el mundo tiene que hacer frente a una crisis que frenó el crecimiento económico.

"Las tensiones persisten en muchos mercados financieros en todo el mundo; las instituciones financieras se enfrentan a pérdidas adicionales significativas, y muchas empresas y hogares tienen enormes dificultades para acceder al crédito", dijo.

En cuanto al desempleo en Estados Unidos, Bernanke estimó: "Declinará, aunque lo hará en forma gradual desde sus altos niveles".

Analistas, funcionarios y demás expertos esperan que Estados Unidos deje atrás la recesión en el tercer trimestre, luego de seis meses de contracción. Alemania y Francia, las mayores economías de Europa, lograron crecer en el segundo trimestre, tras retroceder durante 12 meses. El Viejo Continente se unió así a la recuperación evidenciada por China y Japón, y en otras partes de Asia.

Los efectos de las palabras de Bernanke impactaron en los mercados de forma casi inmediata.

El Dow Jones de Industriales, el principal índice de la Bolsa de Nueva York, subió el 1,67% y encadenó cuatro sesiones de importantes avances para acabar la semana en su nivel más alto en lo que va de año.

Del otro lado del Atlántico, el FTSE 100, indicador que agrupa a las empresas británicas más capitalizadas, cerró en un alza del 2%, mientras que el DAX alemán creció el 2,9%. En Francia, el CAC-40 se incrementó el 3,2%.

En Estados Unidos, los datos de vivienda parecieron respaldar la evaluación de Bernanke. La Asociación Nacional de Corredores de Bienes Raíces informó que las ventas de casas usadas aumentaron el 7,2%, a un ritmo anual de 5,24 millones, ajustado por temporada, en julio, en comparación con los 4,89 millones observados en junio.

Fue la cuarta alza mensual y el mayor nivel de ventas desde agosto de 2007.

En sintonía con las palabras de Bernanke, el índice de gestores de compra (PMI) sostuvo, en un informe divulgado ayer, que la actividad de la zona del euro dejó de contraerse en agosto.

El índice PMI, publicado por la sociedad especializada Markit, se basa en una encuesta mensual a los directores de compras de una serie de empresas, sobre el estado de la producción, los pedidos y las reservas. Muy seguido por los economistas, es considerado un buen indicador de la evolución de la economía.

Efectos del colapso

A pesar de estas noticias positivas, la Casa Blanca anunció ayer que incrementará su proyección sobre el déficit presupuestario para los próximos 10 años a cerca de nueve billones de dólares (contra poco más de siete billones previstos inicialmente).

"La nueva proyección se basa en nuevos datos que reflejan la gravedad de la caída de la economía entre fines del otoño del año pasado y el invierno de este año", dijo un alto funcionario, que adelantó los datos de un informe que presentará la próxima semana.

"Nuestras proyecciones están ahora en línea con las proyecciones de la primavera y el verano que elabora la Oficina de Presupuesto del Congreso", agregó.

Comentá la nota