Optimismo por el crecimiento se avizora para el sector en 2010

El titular de la Industria Molinera destacó el modelo de valor agregado que impulsa la Presidente. "Es una performance que tiene un potencial enorme", detalló. Subrayó que "en los últimos cinco años el sector tuvo el mayor crecimiento de la historia".
El presidente de de la Federación Argentina de la Industria Molinera, Alberto España, dijo ayer que el modelo de valor agregado que impulsa la presidente Cristina Fernández de Kirchner "va en línea con lo que ha estado haciendo su Gobierno con la industria y con el país".

De esta forma, el titular de la Federación Molinera se refirió al discurso realizado este mediodía por la Presidente argentina, en la Asamblea Anual de la Asociación Latinoamericana de Industriales Molineros que se lleva a cabo, hasta el miércoles, en el Hotel Sheraton Libertador.

"Las palabras de la Presidente van en línea a lo que ha venido haciendo con la industria y con el país. Cuando ella se refiere al modelo del valor agregado, justamente es un modelo que tiene un potencial enorme y en nuestra industria repercute directamente", sostuvo España.

En ese sentido, agregó que son procesadores de trigo y que "están compenetrados en todo el país a lo largo y a lo ancho, y con una capacidad de trabajo directo e indirecto en todo el interior y en todas las economías regionales".

"Como visión y lineamientos, tenemos el mismo objetivo y la misma característica con respecto al plan económico y político que hoy elige el actual Gobierno", destacó el empresario.

Respecto de la industria molinera, destacó también que, en los últimos cinco años, el sector ha tenido el mayor crecimiento de la historia, no solamente en producción, sino también en elaboración de productos e inversión.

España indicó además que, si bien en 2009 la crisis mundial repercutió en la industria, "no fue cuantiosa" y expresó su optimismo de mayor crecimiento para el 2010.

"Creemos que será así porque los guarismos internacionales y nacionales ven con optimismo el consumo y, sobre todo, este producto que es vital en la alimentación de toda Latinoamérica", señaló.

El empresario dijo que el encuentro significa "un antes y un después" debido a que ésta "ha sido la asamblea con mayor cantidad de público, inscriptos y de sponsor en los últimos 27 años, y eso es un mérito de Argentina".

Por su parte, la Presidente aclaró que "de los doce bloques industriales que medimos, en sólo tres tenemos hoy capacidad ociosa" y resaltó que el país pudo enfrentar la crisis internacional "a partir del modelo de producción y valor agregado" que impulsa el Gobierno nacional.

La jefa de Estado detalló que "las metálicas básicas con un salto del 78 por ciento, la refinación de petróleo y la industria automotriz, que igual dio un salto importantísimo, son las únicas tres industrias aún con algún retraso".

Cristina Fernández dijo que, en el sector automotriz, el año va a cerrar con un nivel de producción de 500 mil autos "cuando se pensaba (inicialmente) que íbamos a llegar a unos 300 mil".

A renglón seguido, la Presidente recordó que "a todos, en enero pasado, se le caían los lagrimones (con esa proyección), pero hoy la historia es distinta y por eso somos muy optimistas".

Al referirse al sector molinero, la Mandataria destacó que "la industria harinera en los últimos cinco años ha tenido el mayor aumento en toda su historia, con un crecimiento acumulado de un 32 por ciento", y recordó palabras de España, respecto de la diversificación del sector en materia industrial.

"Hay cuatro empresas líderes que tienen el 33 por ciento del mercado, pero tenemos en más de 139 PYME el 67 por ciento de la actividad que se distribuye en la provincia de Buenos Aires, en su mayoría, en Córdoba y en Santa Fe", puntualizó Cristina de Kirchner

Finalmente, para la jefa del Estado, "somos el tercer o cuarto productor mundial de harina" y subrayó: "Y no subsidiamos, como se hace en otros lugares".

Comentá la nota