Los ópticos suspenderían la atención a afiliados al IOMA.

La entidad asegura que la obra social bonaerense "tiene deudas de hasta cinco años con los profesionales".
El Colegio de Opticos de la provincia de Buenos Aires (COPBA), a partir del reclamo de sus matriculados, "estudia suspender el servicio de provisión de anteojos a los afiliados de IOMA, dado que dicha obra social registra deudas por servicios de óptica prestados en muchos casos hace más de un año, y que en algunas insólitas situaciones puede llegar hasta cinco años", asegura un comunicado la entidad profesional.

Ayer, desde el Instituto Obra Médico Asistencial optaron por no dar una respuesta al respecto ante las consultas realizadas por este diario ante este reclamo.

Los profesionales atienden a los afiliados a la obra social bonaerense mediante la "entrega de lentes, lentes de contacto, y otros elementos para aquellos que tienen escasa visión", mencionaron en la entidad.

El Colegio de Opticos entiende que "para los profesionales ópticos resulta insostenible esta situación, pues ninguna actividad es sostenible con semejante grado de deudas. En muchos casos, el aumento en los costos ha superado la cuenta a cobrar, lo que se agrava con una financiación del costo de la prestación que se prolonga por meses o años. A todo esto, se suma que el profesional óptico ya pagó el IVA y los Ingresos Brutos de una prestación no percibida".

Se remarcó también que "el colegio lamenta llegar a este punto, pues entiende que como profesión de la salud está al servicio de la población, pero si las autoridades del IOMA no entienden la situación nos veremos obligados a suspender el servicio en toda la provincia", dijo José Luis Delgado, Presidente del Colegio de Opticos.

Desde el colegio profesional se indicó también que "se solicitará en carácter de urgente una reunión con las autoridades del IOMA, a la espera de una respuesta positiva", porque "resulta inviable bajo las actuales condiciones económicas que impone la obra social mantener el servicio. Somos profesionales ópticos, con establecimientos unipersonales, y no tenemos espaldas financieras para soportar semejante plazo de pago", agregó Delgado.

OTRO PLANTEO

Los profesionales sostienen que "esta delicada situación perjudica el desarrollo económico de las ópticas, verdaderas pymes que sostienen con su capital la rueda comercial. Esta situación que complica el normal desenvolvimiento se conjuga con otra perversa situación que es que el 70% de los lentes de sol y algunos pregraduados que se comercializan en la provincia son en lugares no habilitados por salud pública o, en el peor de los casos, en puestos callejeros.

Comentá la nota