Los opositores repudian la tasa al tendido eléctrico de Concepción

Varios partidos advierten que los vecinos deberán pagar el aumento de los costos de EDET. Reclaman transparencia presupuestaria y austeridad. El intendente sostuvo que los contribuyentes no serán afectados por el tributo.
Dirigentes de distintos partidos políticos de la oposición se pronunciaron en contra del proyecto del intendente de Concepción, Osvaldo Morelli (Participación Cívica), de establecer un gravamen al tendido eléctrico para incrementar la recaudación local.

El jefe municipal quiere que el Concejo Deliberante, mediante una ordenanza, establezca que las lineas eléctricas de la empresa EDET abonen una contribución equivalente al 6% de las ventas brutas de energía. Aduce, de hecho, que la ciudad dejó de aplicar esa tasa para no encarecer el servicio, pero que dados los incrementos tarifarios cesará el descuento para la empresa. Sin embargo, los que se oponen a esa medida temen que, en definitiva, sea el bolsillo del contribuyente el que pague ese tributo.

"Es una falacia pensar que EDET se hará cargo del nuevo gravamen municipal. La firma le transferirá el costo a los usuarios. Y lo hará directamente, pautándolo en las boletas de luz como 'tasa municipal', como ya hacen otras privatizadas; o lo hará indirectamente, imputándolo en sus costos para determinar tarifas". La advertencia fue formulada, en un documento, los radicales Alfredo Estéfano, Orlando Romero y Rubén Cerda, del Ateneo Arturo Illia; Pedro Ramírez, de la Democracia Cristiana; Gustavo Urquiza, del Partido Socialista; Alejandro Figueroa y Gabriel Jiménez, de la Juventud Radical; y Félix Reynoso, Efraín Correa y Cristian Juárez, del Partido Vecinos Unidos de Concepción.

Falencias y desequilibrios

Los dirigentes manifestaron que los vecinos de Concepción están agobiados por la presión fiscal y que, en realidad, Morelli busca crear nuevos tributos para tratar de compensar el incremento del pasivo municipal.

"Esta semana, por medio del ministro de Economía (Jorge Jiménez) y a pesar de que Morelli lo niegue, tomamos conocimiento del grado de endeudamiento de las administraciones del interior. Los que administraron mal durante gestiones y gestiones, no pueden pretender que sea el pueblo el que costee sus déficits. Lo contrario es establecer impuestos por falencias financieras y desequilibrios de las cuentas públicas", fustigaron.

Nueva embestida

Morelli subraya, contra lo que afirman sus adversarios políticos, que el proyecto de ordenanza está en estudio en las comisiones del Concejo Deliberante, que resta acordar con los ediles los valores finales que serán fijados y que los costos que genere a EDET la aplicación de este tributo, en ningún caso, será trasladado a los vecinos.

"Los que se oponen no están informados o responden a intereses ajenos a la comunidad", sentenció.

El ex concejal radical Raúl Albarracín, que hizo pública la iniciativa oficial, disiente con el titular del Ejecutivo municipal. "Morelli ya fracasó en su intento con aumentar un 25% la tasa del alumbrado público. La resistencia de los concepcionenses precipitó la renuncia del presidente del Concejo, Carlos Villaluenga. Ahora, en plena crisis financiera, con el crecimiento de la economía estancado y con la inflación imparable, embiste de nuevo con un proyecto que, de una u otra manera, será financiado por los contribuyentes", aseveró.

"Más que pensar en imponer nuevos tributos, debería garantizarse transparencia presupuestaria, rendiciones de cuentas claras y austeridad", recomendó.

Comentá la nota