Opositores: Un no a las internas abiertas

Los posibles socios de un frente para pelear con el oficialismo prefieren buscar una fórmula consensuada.
Que puede demandar mucho tiempo llegar a un acuerdo entre todos, que siempre hay que buscar el consenso, que no hay interés de la ciudadanía, que hay que desechar a los kirchneristas reciclados y que hay una pelea desigual con los partidos que tienen más afiliados. Así respondieron, ante una consulta de DIARIO DE CUYO, los principales referentes de los partidos que pueden llegar a armar un frente electoral para pelear con el oficialismo ante la idea de Roberto Basualdo, líder de Producción y Trabajo, de elegir los candidatos a integrar ese frente para las próximas elecciones legislativas a través del sistema de internas abiertas.

"El que tenga ganas de ser candidato a diputado nacional, que se someta a una interna abierta y el que salga primero que encabece la lista", fue la propuesta que tiró Basualdo. Fue en respuesta a un planteo de un sector de Producción y Trabajo, llamado Foro de Concejales de esa fuerza, que había manifestado "la necesidad de armar un frente amplio sin exclusiones, que nuclee a todo el arco opositor tanto al Gobierno Nacional como al Provincial".

El sistema de internas abiertas es aquel en el que participan los afiliados empadronados en cada partido político y los independientes y los candidatos surgen de acuerdo a la cantidad de votos que obtiene cada uno. En el caso provincial, estarían exceptuados de participar los partidos integrantes del Frente para la Victoria, como justicialistas y bloquistas.

Se utilizó por primera vez en San Juan en el año 1995 en una convocatoria realizada por el Frepaso para dirimir el candidato a presidente de la Nación entre José Octavio Bordón y Carlos "Chacho" Alvarez. Finalmente se impuso el primero.

Rodolfo Colombo, el líder de Actuar, dijo que "siempre hay que buscar el consenso. Exponernos a una cuestión electoral a lo mejor a la gente no le guste. Y más en una época de crisis como en la actual, en la que hay que dar muestras de madurez a la gente".

El que no aceptó contestar al requerimiento fue el rawsino Mauricio Ibarra. A través de uno de sus colaboradores mandó a decir que ya llegará el tiempo de hablar sobre estas cuestiones políticas.

Claudia Rosas, titular del ARI en San Juan, fue una de las más críticas a ese sistema. "Acá no están dadas las condiciones para ir a internas abiertas porque no hay calidad institucional. Además, yo jamás me sentaría a una mesa con Basualdo para hablar de candidaturas", dijo la dirigente.

Miguel Arancibia, del Grupo 1852, dijo que "primero, no quiero juntarme con kirchneristas reciclados y, además, tiene que haber afinidad de ideas. Pero contra lo que no se puede competir es con la billetera de algunos. La pelea no es igual".

Fernando Moya, titular de Dignidad Ciudadana, sostuvo que "no nos parece la mejor forma de resolver el tema de las candidaturas. Además, puede ser una maniobra para dilatar los tiempos".

Julio César Conca, del bloquismo disidente, dijo que "preferimos consensuar las candidaturas o de última medirlos por encuestas".

Los que se mostraron a favor de la idea fueron los menos. Quien es ya candidato a diputado nacional del PRO, Wbaldino Acosta (h), dijo que "sería un método transparente, pero debemos armar un frente que sea ganador".

Diego Seguí, dirigente del GEN-Coalición Cívica, también se mostró de acuerdo con la idea. "Nos parece bien, pero habría que partir de coincidencias programáticas previas", dijo el ex candidato a gobernador.

Comentá la nota