Un opositor dejará el Concejo pidiendo en la Justicia que Lunghi responda por recursos

El concejal de Unión Peronista Carlos Mansilla carga nuevamente por el Hipódromo. Argumenta "la necesaria transparencia en la gestión pública, que hace necesario realizar la intimación bajo apercibimiento y en caso de su incumplimiento, de exigirlo judicialmente".

El concejal de Unión Peronista Carlos Mansilla, que en diciembre culminará su mandato, logró que una de las comisiones del Concejo Deliberante retomara expedientes con pedidos de informes del año 2006 y anunció que pedirá en la Justicia que el gobierno de Miguel Lunghi cumpla con los informes solicitados en varias oportunidades.

"Atento la importancia que la información contenida en ambos expedientes tiene para el correcto funcionamiento del Estado municipal, el debido control por parte del Concejo Deliberante y la necesaria transparencia en la gestión pública, es que se hace necesario realizar la presente intimación bajo apercibimiento, en caso de su incumplimiento, de exigirlo judicialmente".

Ese es el párrafo central del dictamen que ahora deberá evaluar la Comisión de Interpretación y en el que el concejal Mansilla anticipa que está dispuesto a judicializar la falta de respuestas de los pedidos de informes, cuestión que en el primer período de Lunghi al frente del Ejecutivo le demandaba el radical Juan Roque Castelnuovo.

Los concejales que avalan la reedición de los pedidos anticipan que "la presidencia del Concejo Deliberante intimará al Ejecutivo para que dé respuesta a los pedidos de informes realizados mediante expedientes Nº 2054/2006 y Nº 3609/2006, en los términos de la Ordenanza Nº 5181 y bajo apercibimiento de exigirlo judicialmente".

Se trata de viejos cuestionamientos. Por ello, recuerdan que "entre otras inquietudes, el Concejo oportunamente dictó la comunicación a fin de conocer el destino de recursos municipales relacionados con la reapertura del Hipódromo Municipal".

También que por expediente pidieron un "informe del monto recaudado y ejecutado del Fondo Turístico-Minero" que "según el Sistema de Administración de Documentos Municipales se encuentra en el Departamento Despacho desde el 27 de noviembre de 2006".

Otra de las demoras denunciada está relacionada con la "solicitud de comprobantes de gastos de fondos. Se aguarda respuesta acerca de los comprobantes y según el Sistema de Administración de Documentos Municipales se encuentra en Secretaría Privada desde el 30 de octubre de 2006" completa el pedio.

"Se ha requerido nuevamente el envío de estos expedientes, no obteniéndose respuesta alguna al respecto y se encuentra ampliamente vencido el plazo de 30 días previsto en la Ordenanza 5181 para dar respuesta a los pedidos de informes efectuados" se quejan en la Legislatura local.

La lectura política que hace la oposición desde aquel momento es que recursos de ese Fondo Turístico Minero habrían sido volcados a la restauración del predio licitado, cuestión objetable en cuanto a las posibilidades de dar ese paso -o no- desde la administración central.

Lo cierto es que en ese panorama, en la oposición sacan cuentas y se animan a decir que desde que llegó en 2003, Lunghi acumula al menos 70 pedidos de informes, por diversos interrogantes, que jamás fueron respondidos a la Legislatura –que por lo general- aprueba por unanimidad y da forma a estas solicitudes hacia la planta baja de Belgrano al 400.*

Comentá la nota