Oposición "votada" mantendrá en 2010 acuerdo institucional

Los bloques que en 2007 fueron colocados por la voluntad popular en el rol opositor al gobierno municipal, expresaron su decisión de continuar trabajando en conjunto con el giacominismo para dar tratamiento a temas varado en las comisiones. La UCR, el PJ y el olguismo dicen actuar más por vocación institucional que ideológica y esperan "disculpas públicas" del viceintendente.
Todos los bloques del Concejo Deliberante que el voto popular colocó como opositores al gobierno municipal el 2 de setiembre de 2007, confirmaron ayer a este medio que sostendrán en 2010 el acuerdo "institucional-administrativo" forjado con el giacominismo a finales de este año.

Los ediles de la Unión Cívica Radical, Unión por Córdoba, Movimiento de Acción Vecinal (liderado por Olga Riutort) y el oficialista Frente por la Ciudad, expresaron su voluntad de continuar en las sesiones ordinarias del período legislativo venidero funcionando como un interbloque a la hora de solicitar premura en la discusión de proyectos en el recinto.

Esto implica que de no mediar ningún acercamiento con el viceintendente y presidente del cuerpo legislativo Carlos Vicente, dichas fuerzas seguirán realizando reuniones paralelas a la comisión de Labor Parlamentaria, para acordar el tratamiento en preferencia de temas demorados en las diferentes comisiones.

Por su parte, los concejales enrolados en el Frente Cívico (juecismo) y el Frente Progresista (línea interna del juecismo cercano a Vicente), quienes acompañaron en la lista ganadora al actual intendente y luego se apartaron de su esquema debido a la pelea entre éste y su antecesor Luis Juez, continuarán con su férreo rol opositor.

Génesis de la disfunción institucional:

Desde el pasado 22 de setiembre, la institucionalidad del Concejo ingresó en un estado de anomia.

En aquella oportunidad, el juecismo y el vicentismo votaron en contra de tratar dos proyectos de repudio a las declaraciones del senador electo Luis Juez, quien denunció en los medios supuestas coimas efectuadas por el Ejecutivo municipal para aprobar el aumento del cospel.

A raíz de la situación, la oposición responsabilizó a dichos bloques de incumplir lo acordado en Labor Parlamentaria el día anterior, y a Vicente de no garantizar esos consensos.

El mecanismo

A partir de allí, el interbloque comenzó a pedir preferencia para el tratamiento a 15 días (2 sesiones) de numerosos asuntos que se encontraban varados, tanto del Ejecutivo como de las fuerzas que integran el acuerdo. Y al reunir 18 de los 31 votos del Concejo, conseguían la discusión de los mismos en el recinto (hacen falta 16).

Han pasado 5 sesiones ordinarias desde que se puso en marcha el mecanismo. Por ello, en las últimas 3, el promedio de temas tratados fue de 24 proyectos, mientras la media anterior del resto del año rondaba los 8 temas.

Comentá la nota