Con oposición vecinal, arranca la doble mano en Pueyrredón

Con oposición vecinal, arranca la doble mano en Pueyrredón
En esta primera etapa será desde el Bajo hasta Córdoba, con tres carriles hacia Once y dos en sentido contrario. El Gobierno porteño dijo que por ahora no habrá restricciones para los autos particulares. Vecinos protestaron con un corte.
A pesar de los cuestionamientos vecinales en Barrio Norte, a partir de este viernes la avenida Pueyrredón será doble mano. En esta primera etapa, la novedad se aplicará en el tramo que va desde avenida del Libertador hasta Córdoba. En ese segmento, tres de los cinco carriles conservarán su sentido actual, en dirección al Once. Los otros dos carriles cambiarán y tendrán mano en dirección a la Facultad de Derecho. No habrá restricciones para la circulación de autos particulares. Este cambio se complementará con otros en las manos de calles adyacentes que van en dirección a Libertador y que, para compensar, ahora irán hacia Córdoba.

El proyecto sufrió mudanzas importantes durante las últimas semanas, al calor de las presiones vecinales. De hecho, hasta el mes pasado, la idea era restringir severamente la circulación de autos particulares por Pueyrredón desde Marcelo T. Alvear hacia el lado de Once. Con ese punto se dio marcha atrás, cediendo en parte al reclamo de los vecinos de Barrio Norte, que ya habían dado muestras de su capacidad de presión en enero, cuando lograron que el Gobierno de Macri quitara los parquímetros que había instalado en la zona un par de meses antes.

De todas formas, anoche un grupo de vecinos manifestó con un corte para oponerse a esta iniciativa, en la esquina de Pueyrredón y French, donde hubo algunos incidentes con automovilistas. Además, el último viernes presentaron una acción de amparo, tendiente a que la Justicia frene los cambios. Los vecinos cuestionan la concentración de los colectivos en Pueyrredón con el consiguiente desplazamiento de autos particulares hacia las calles paralelas que, dicen, se tornarán más peligrosas para los chicos que van a los colegios de la zona. "Queremos que escuchen a quienes vivimos en el barrio", dijo la abogada Eduarda Bergalli, que presentó el amparo.

En una próxima etapa, que todavía no tiene fecha, el Gobierno porteño planea hacer doble mano también el resto de la avenida Pueyrredón, desde Córdoba hasta Rivadavia, y su continuación en Jujuy, hasta la avenida Belgrano.

Junto con esta novedad, según informó el subsecretario de Tránsito, Jorge Norverto, cinco líneas de colectivos que hoy circulan por calles paralelas en dirección a la avenida Libertador, se mudarán a la avenida Pueyrredón. En el tramo que va entre la calle Mansilla y la avenida Las Heras, el 41, el 61 y el 118, que hoy bajan por Larrea-Azcúenaga, lo harán por Pueyrredón. Y en el tramo que va entre Las Heras y Libertador, el 61, el 92 y el 93, que hoy van por Azcuénaga hacia la Facultad de Derecho, lo harán también por Pueyrredón.

Esto tiene que ver con que la calle Azcuénaga será desde el viernes mano hacia Córdoba desde su comienzo, frente al shopping Buenos Aires Design.

Además, dentro de una semana también se hará mano hacia Córdoba la calle Anchorena, desde que comienza en la calle Peña, frente al Sanatorio Anchorena, hasta la calle Juncal, donde converge con Ecuador. A partir de allí será Ecuador la que cambiará de mano y tendrá sentido hacia Córdoba.

Por este motivo, el colectivo 64, que hoy baja por Ecuador desde Perón hasta Arenales, ahora tendrá que doblar a la izquierda al llegar a Córdoba y luego bajará hasta Arenales por Anchorena.

Comentá la nota