La oposición supone que Pulti vetará parcialmente la ordenanza

El Ejecutivo deberá tomar una importante decisión antes del próximo martes 2 de noviembre. Es la fecha límite para que el intendente Gustavo Pulti resuelva qué hará con la ordenanza que avala la instalación del sistema de tarjetas por aproximación para el transporte público.
De acuerdo con el concejal Maximiliano Abad, el único radical que participó de las últimas reuniones entre el municipio y los empresarios, el oficialismo vetaría parcialmente la ordenanza y presentaría ciertas modificaciones, como la de aplicar un sistema dual (tarjetas y monederas) durante seis meses, con la posibilidad de extenderlo por otro medio año, para aumentar la recaudación diaria aprovechando la temporada de verano, y colocar luego la nueva tecnología, evitando así la necesidad de incrementar el costo del boleto.

La decisión recaerá en manos del presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Artime, quien quedará al frente del Ejecutivo a partir de mañana y por algunos días durante la estadía de Gustavo Pulti en San Petesburgo (Rusia) en su viaje para avanzar sobre la hermandad entre ambas ciudades.

¿Por qué se convirtió en el único concejal de la UCR en asistir a la reunión entre el empresariado y la Comuna?, le preguntó El Atlántico a Maximiliano Abad. "Porque creo que no hay que romper el diálogo cuando las convicciones y las posturas están claras", respondió.

El último de los encuentros, programado para las 19 del pasado viernes, finalmente quedó suspendido. No obstante, poco a poco el Ejecutivo habría dejado entrever cuál será su reacción y su decisión frente a la ordenanza que desesperó a varios oficialistas una vez conocida su "inesperada" aprobación.

"Creo que Artime la va a vetar. Tal vez lo haga parcialmente y la ordenanza podría sufrir algunas modificaciones. Esa es la impresión que nos da, según lo que se ha hablado", reconoció Abad.

¿Cuál sería la modificación? Se trata de la alternativa que podría presentar el oficialismo para respetar el eje de la norma sin contemplar un aumento en el boleto. Vale destacar que desde AMETAP se exigió un 21,7% de incremento para instalar las nuevas tarjetas por aproximación, y Pulti garantizó inmediatamente que la suba no se concretaría, intentando llevarle tranquilidad a los vecinos de General Pueyrredon.

"Se charló en la última reunión. Se aplicaría por el plazo de seis meses, un sistema dual de monederas y tarjetas, con la posibilidad de extenderlo otro medio año más", explicó Abad. De esta manera se respetaría el costo del boleto y, con el dinero recaudado, se financiaría luego la colocación de las tarjetas por aproximación.

"Nosotros no estamos a favor de ningún aumento, creemos que ese no es el camino correcto", dijo el concejal radical, quien no desestimó la alternativa que podría presentar el oficialismo sobre el transcurso de la semana.

Por último, Abad se mostró expectante en cuanto a la resolución final del conflicto que desde hace semanas enfrente a los hombres de Pulti con la UCR y dejó entrever que continuaría participando de las reuniones entre el municipio y los distintos sectores.

Hourquebié: "No hay que olvidarse del usuario"

La presidenta de la Comisión de Transporte y Tránsito del Concejo Deliberante, Verónica Hourquebié, instó a tener en cuenta la opinión de los usuarios para tomar finalmente una decisión sobre el destino de la ordenanza que avala la colocación de las tarjetas por aproximación sobre el transporte público.

"Nosotros propusimos en su momento hacer una consulta popular, para ver qué piensa el usuario, porque entre la disputa muchas veces se olvidan de la gente y no hay que olvidarse del usuario", indicó la concejal.

Hourquebié y Eduardo Abud eran los concejales radicales que venían participando de la mesa de diálogo. El viernes, a través de una nota, manifestaron que dejarían de asistir y de esta manera sólo quedó Maximiliano Abad.

Al ser consultada acerca de los motivos, la concejal argumentó: "En las reuniones no se llegaba a un acuerdo y veíamos que sólo faltaba que el Ejecutivo tomase una decisión, porque en el Concejo Deliberante ya se había sesionado y aprobado la ordenanza, y se dejó en claro nuestra posición".

La expectativa por la decisión que tomará el jefe comunal, se hace sentir. La concejal evitó el tema, aunque contempló la posibilidad de que la ordenanza obtenga finalmente un veto parcial. De concretarse esta opción, podría debatirse la aplicación del sistema dual, al cual muchos se niegan debido a los antecedentes delictivos registrados con el dinero a bordo de los colectivos.

Asimismo, la titular de la Comisión de Transporte del Concejo negó fervientemente la necesidad de incrementar el costo del boleto para financiar la instalación de la nueva tecnología ya aprobada.

"No existe la necesidad de aumentar 21,7% el boleto como se planteó. La recaudación con el actual costo del boleto permite su aplicación e incluso un informe hecho por el concejal Filipini revela que sólo sería necesario adicionar un centavo al valor del boleto, por lo que podría mantenerse como hasta ahora", aseveró Hourquebié.

Tras advertir la falta de propuestas alternativas presentadas anteriormente por el jefe comunal para solucionar el conflicto que envuelve al pago del transporte público, la concejal insistió en los perjuicios que podría acarrear volver a utilizar dinero a bordo de los colectivos y finalmente deslizó: "Estos debates que hoy se están dando, tendrían que haber tenido lugar antes, mucho antes. La ordenanza hoy ya está aprobada y es el Ejecutivo el que tiene que tomar ahora una decisión", concluyó la concejal de la Unión Cívica Radical.

Comentá la nota