La oposición sumó sus críticas por la suba de la pobreza

La Iglesia advirtió que se ubica en un 40%, por encima de lo que dice el Gobierno.
La Iglesia Católica, a través de monseñor Jorge Casaretto, ubicó en "cerca del 40%" el nivel de pobreza actual en el país. "Volvió a crecer a partir de la segunda mitad de 2007", dijo a Clarín, en una entrevista publicada ayer, y reclamó que se incluya el combate a la pobreza en el llamado al diálogo que hizo la presidenta Cristina Fernández el pasado 9 de julio. Según publicó el INDEC, en el segundo semestre de 2008, la pobreza afectaba al 15,3% de la población.

Adrián Pérez, jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, ya adelantó que antes que avanzar en una reforma política (el otro eje planteado por la presidenta) se debe abordar con urgencia el combate contra la pobreza. "Manejamos datos que superan claramente el 30%", dijo Pérez, e insistió con el proyecto de instrumentar una asignación universal por hijo. "Hablamos de unos 200 pesos por hijo que recibiría la madre, con la contraprestación de que los chicos estén escolarizdos y cumplan con los controles sanitarios". Pérez calculó en 25 mil millones de pesos anuales la implementación de ese plan. "Más de 15 mil millones ya derivan a distintos planes sociales; se necesitan unos ocho mil millones de pesos", estimó.

"Nosotros calculamos en un 34% el nivel de pobreza", dijo Federico Pinedo, jefe del bloque del PRO. "Esto obedece a la destrucción del empleo y a la inflación; ése el nudo estructural", sostuvo. Para Pinedo, los planes sociales de emergencia "deben ser focalizados" y no universales.

El ex intendente de Morón y electo diputado nacional Martín Sabbatella también ubicó en un número inferior al índice de pobreza. "Hablamos de un 30%, lo que es muchísimo", dijo a Clarín. Sabbatella reclamó "un blindaje social", que podría traducirse en la iniciativa mencionada por Pérez, y también "en una extensión del seguro de desempleo a los trabajadores en negro". El dirigente de Nuevo Encuentro se manifestó a favor de un cambio en "la matriz productiva y redistributiva".

Gerardo Morales, senador por Jujuy y presidente de la UCR, criticó al Gobierno nacional. "Los datos que denuncia la Iglesia, desnudan la mentira del INDEC. El Gobierno tiene que explicar cómo después de cinco años de crecimiento aumentó la pobreza e la indigencia", argumentó. Morales propuso como medida de emergencia, implementar una tarifa social con exención del IVA en las facturas de agua, luz y gas, para familias y jubilados con ingresos que no alcancen a cubrir la canasta básica de alimentos".

Comentá la nota