La oposición suma fuerzas para frenar el tarifazo de luz y gas desde el Congreso

La oposición suma fuerzas para frenar el tarifazo de luz y gas desde el Congreso
Se convocó para el miércoles una sesión especial. Dicen que habría quorum.
Con la convocatoria a una sesión especial, los diputados de la oposición se aprestan a dar el próximo miércoles un nuevo paso en la ofensiva que vienen desplegando para tratar de voltear los polémicos aumentos de tarifas de hasta el 400% que volvieron a regir en los servicios de gas y electricidad.

La jugada de los legisladores de casi todas las vertientes opositoras consiste en forzar el tratamiento de dos proyectos en juego que prevén la derogación inmediata de los decretos y las resoluciones que convalidaron los aumentos tarifarios para los medianos y altos consumos hogareños.

Con el apoyo de las asociaciones de consumidores que se movilizarán ese día al Congreso, los diputados opositores intentarán llevar al recinto dos dictámenes que se habían aprobado en la comisión de Energía y Combustibles a principios de agosto y que los representantes del oficialismo decidieron trabar argumentando cuestiones reglamentarias.

Las iniciativas en danza establecen la nulidad de los incrementos tarifarios de gas y energía eléctrica, la revisión integral de los valores que pagan las distintas categorías de usuarios y la inclusión de un régimen de tarifa social para los sectores de menores recursos.

El diputado Juan Carlos Morán (Coalición Cívica-Buenos Aires) señaló a Clarín que "por las adhesiones y los apoyos recibidos, creo que estamos muy cerca de lograr el quorum para poder sesionar. Hoy nos faltan sólo 10 diputados para alcanzar los 129 que se requieren para arrancar la sesión".

Junto con los representantes de la Coalición Cívica, confirmaron su asistencia a la sesión especial los miembros del bloque de la UCR, los socialistas, el interbloque PRO, el Frente Cívico y Social de Catamarca, el bloque SI, los peronistas disidentes y Proyecto Sur.

Luego de una suspensión parcial de cuatro meses, el primer día de octubre volvieron a entrar en vigencia los cuestionados aumentos que el Gobierno había aprobado a fines de 2008 para los servicios de luz y gas.

El retorno del "tarifazo" para los hogares de medianos y altos consumos se produjo como consecuencia de la eliminación de los subsidios que se habían restablecido en forma transitoria entre los meses de mayo y setiembre.

En el caso del servicio eléctrico, se restablecieron los cuadros tarifarios que habían sido aprobados en noviembre de 2008 y que contienen subas que van del 30 al 300% para los usuarios residenciales que consumen más 1.000 kWh por bimestre.

En el servicio de gas, los aumentos llegan hasta el 400% como consecuencia de la aplicación del "cargo específico" que fue creado para cubrir las importaciones de Bolivia y del GNL que llega por barco. En la región metropolitana, las subas afectan a los hogares que tienen un nivel de consumo superior a los 1.000 metros cúbicos anuales. Por los fallos judiciales vigentes, cualquier usuario que reciba la boleta con aumento puede solicitar ser exceptuado del pago con un simple trámite que debe realizar ante las oficinas comerciales de las distribuidoras.

Las sumas correspondientes a los aumentos no pagados quedan en una "cuenta stand by" hasta que la Justicia se expida sobre la validez legal de los ajustes. Si la sentencia de fondo es favorable a los usuarios, esa "deuda virtual" quedará eliminada. En cambio, si el fallo definitivo convalida los aumentos, los clientes que no los abonaron tendrán que hacerlo en planes de pago especiales que deberán definir los entes reguladores.

Comentá la nota