La oposición suma candidatos para la Defensoría del Pueblo

El ARI propuso al juez Arias y la UCR al senador Honores. El diputado Bonicatto es impulsado por el oficialismo.
La posibilidad de que la Legislatura avance antes del 10 de diciembre con la designación del Defensor del Pueblo, hizo mover algunas fichas a la oposición. Al oficialista Carlos Bonicatto propuesto por los diputados del Frente para la Victoria, en las últimas horas se sumaron los nombres de un senador provincial impulsado por la UCR y de un juez platense fogoneado por el ARI.

En una movida de fuerte impacto, los aristas patearon el tablero y reclamaron que el futuro Defensor no pertenezca a ninguna fuerza partidaria. Y en esa sintonía, propusieron al juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata, Luis Federico Arias.

"La persona que debe velar por el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos, que muchas veces ven avasallados los mismos tanto por sectores privados como públicos, debe tener la suficiente autonomía como para no depender de ningún interés partidario", indicó el diputado provincial Horacio Piemonte.

El legislador dijo además que el Defensor del Pueblo "no debería ser ningún dirigente que pertenezca ni al oficialismo ni a la oposición, porque eso le quitaría imparcialidad a la hora de entender y resolver sobre las distintas situaciones que se le presenten".

Piemonte sostuvo que "sería necesario que el Defensor del Pueblo sea una persona prestigiosa de la comunidad bonaerense y que su trayectoria esté vinculada con los derechos de los ciudadanos", por lo que planteó la candidatura de Arias "ya que ha demostrado desde hace años una conducta intachable, más allá de las presiones políticas muchas veces recibidas".

La movida de los aristas apunta a impulsar a un magistrado que ha chocado varias veces con funcionarios del Ejecutivo provincial, tanto de ésta como de la anterior gestión bonaerense liderada por Felipe Solá. Incluso, el juez debió soportar un pedido de juicio político que finalmente no prosperó.

EL NOMBRE DE LA UCR

El de Arias no es el único nombre anotado para el cargo. El radicalismo, con la firma de varios diputados y senadores, decidió impulsar a Marcelo Honores, el senador provincial de Miramar que termina su mandato el 10 de diciembre.

"Estamos convencidos de que el Defensor debe pertenecer a la oposición pero, además, ponemos a consideración de la comisión bicameral el nombre de una persona impecable", le dijo a este diario el diputado Ricardo Jano en referencia a Honores.

Por su parte, el GEN aún no concretó una presentación formal, pero se habla de la posibilidad de que impulse al ex diputado provincial, Gustavo Ferrari.

El mecanismo para la elección del Defensor del Pueblo establece que los nombres propuestos deben ser analizados por una comisión bicameral de la Legislatura, que debe decidir a quién o quiénes propone para el cargo.

El dato saliente es que el candidato propuesto debe contar con el aval de los dos tercios de los votos en cada cámara, lo que implica que ni el oficialismo ni la oposición por sí solos están en condiciones de imponer condiciones.

En una posible negociación entrarían en juego las secretarías temáticas con que contará la Defensoría (Defensa del Consumidor, discapacidad, etc), que podrían definir la integración de algunos candidatos que no sean finalmente votados para la cabeza del nuevo organismo.

Comentá la nota