La oposición se siente cerca del quórum para tratar retenciones

A los 108 diputados que reunieron la semana pasada, se sumarían tres del PJ entrerriano Y tres más anti-K que estuvieron ausentes con aviso. Contactos para seducir al SI
La oposición parlamentaria anti K sumó a tres diputados peronistas de Entre Ríos para un eventual quórum en la Cámara baja que abra las puertas al tratamiento del proyecto de retenciones que impulsa con respaldo de la Mesa de Enlace. Aunque ese respaldo está condicionado a que la iniciativa cuente con el despacho de la comisión de Agricultura de ese cuerpo.

De concretarse, los opositores contarán con 111 diputados, a los cuales se deben sumar otros tres (los radicales Genaro Collantes y Silvia Lemos y el cívico Fernando Iglesias), ausentes con aviso en la sesión especial del jueves de la semana anterior que naufragó por falta de quórum. Es decir, al menos 114. Y quedarían a 15 de los 129 reglamentarios para sesionar.

El diputado radical Pedro Morini, integrante de la referida comisión, indicó a este diario que el número de diputados con que contaría la oposición, sumados los ex aristas del espacio SI, llegarían “a 126 ó 127. Tan solo a dos o tres del quórum”.

La mención al SI no fue casual. La oposición hizo contacto con el jefe de ese bloque, Eduardo Macaluse, para invitarlo a la reunión que los opositores que integran de la comisión de Agricultura piensan tener esta tarde en el Anexo de la Cámara baja. La idea es armar un proyecto de consenso y así sumar a los diez diputados de esa bancada, confió una fuente legislativa. De conseguirlo, los dejaría más cerca del quórum: al menos 124.

Los opositores también contabilizan como probable aliada a la neuquina Alicia Comelli, quien no participó de la sesión especial del jueves anterior. Sus dos compañeros del bloque MPN, José Brillo y Hugo Acuña, dieron número ese día, pese a los entendimientos existentes entre el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag, y la Rosada.

Macaluse admitió los contactos y dijo, a El Cronista, estar abierto al diálogo con opositores y también con el oficialismo. Aclaró que, a su entender, “la solución al conflicto no es por goteo ni por pulseada, es por consenso”. En ese sentido, declaró la intención de su grupo de “arrimar posiciones para un consenso que integre a la oposición y al oficialismo, porque queremos un proyecto que podamos respaldar todos, como política de Estado”.

“Para nosotros, el Estado no puede quedar desfinanciado, tiene que seguir recaudando. Además tiene que haber retenciones y esas retenciones deben ser segmentadas. Y debe haber una mayor descarga para pequeños y medianos productores”, sostuvo. Macaluse dijo, además, que hoy analizará con su bloque si asistirá a la reunión prevista por la oposición para las 17. Los opositores quieren hacer pagar el mayor costo posible al Gobierno, por eso se reunirán igual aunque no haya convocatoria de la presidencia de la Comisión de Agricultura, en manos del kirchnerista Alberto Cantero. El dato que sumó optimismo a las filas anti-K lo dio ayer el ex gobernador entrerriano Jorge Busti. Afirmó que los 3 diputados del PJ que le responden (Cristina Cremer, María de los Angeles Petit y Gustavo Zavallo) bajarán al recinto para tratar el proyecto de retenciones de la oposición si se consigue el “correspondiente despacho de comisión”. Condición que en buena medida depende del oficialismo, ya que debe ser convocada por Cantero. Busti había advertido además que sus legisladores nacionales “no van a sesionar bajo presión o amenaza”. Fue un mensaje para Alfredo De Angeli, a quien acusó “de patotear a las diputadas mujeres”, días atrás cuando el dirigente agrario se cruzó con la diputada Cremer, esposa del ex gobernador. De todos modos, la oposición maneja una idea alternativa: buscar el número para sesionar y convertir el cuerpo en comisión para emitir dictamen. En este caso, el número 129 sigue siendo la llave para destrabar el asunto.

Comentá la nota