La oposición salió a criticar el discurso de la Presidente

La oposición salió a criticar el discurso de la Presidente
La jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y uno de sus socios políticos, el líder radical Gerardo Morales, fueron los más duros con el discurso de la presidenta Cristina Kirchner en el Congreso, en medio de críticas dispares de otros sectores de la oposición.
Carrió calificó de "mentiroso" el mensaje de la jefa de Estado y dijo que de este modo "pone una distancia entre la realidad y el Gobierno, que no es de buen augurio".

"No he escuchado un discurso tan mentiroso en la historia del Parlamento", sostuvo Carrió, que brindó una conferencia de prensa junto a Morales, acompañada por representantes legislativos de ambos partidos en el Congreso.

La titular de la CC afirmó que a Cristina Kirchner "deberían darle vergüenza" los aumentos que les dio a los jubilados y se quejó de que "el dinero de la Anses vaya a la corrupción de (el ministro de Planificación, Julio) De Vido y del estrenado (Amado) Boudou".

Por su parte, Morales sostuvo que la jefa del Estado "ratificó que va a seguir con la misma actitud de soberbia" para enfrentar el próximo año y dijo que el objetivo de la nueva Ley de Radiodifusión es "poner en manos de unos amigos a los medios de comunicación".

Ambos dirigentes opositores criticaron la ausencia de la problemática de inseguridad en el discurso y se alarmaron al sostener que "en el conurbano se están matando sicarios por el control de las mafias".

En tanto, el diputado del PJ disidente Felipe Solá se quejó porque la jefa de Estado "se elogió mucho" y evitó dar datos sobre "el INDEC y la producción que está parada".

"La parte final del discurso, cuando pidió cooperación, la comparto, pero creo que con un discurso bien armado se pueden eludir los temas importantes", destacó Solá.

En la misma línea, el diputado Franciso De Narváez criticó que el discurso de la Presidenta "tuvo mucho autoelogio" y "ni una sola mención a la inseguridad".

"No tuvo nada que entusiasme, tuvo mucho autoelogio, habló mucho del pasado, poco del presente y nada del futuro y no hizo ni una sola mención a la inseguridad", enfatizó.

Si bien De Narváez se quejó porque "sólo se oyeron aplausos de un tercio de las bancas", afirmó que está dispuesto a "cooperar", tal como lo pidió la primera mandataria.

El jefe del bloque de PRO, Federico Pinedo, sostuvo que "Cristina no dijo absolutamente nada acerca de cómo solucionará los verdaderos problemas de los argentinos que son la inflación, la inseguridad y la destrucción del aparato productivo".

"Sólo se han escuchado un montón de frases sin contenido de fondo. No hay dudas que el actual es un gobierno autista que lo único que hace es vanagloriarse de éxitos pasados de dudosa credibilidad", subrayó.

A su vez, el legislador de PRO y líder de Recrear, Esteban Bullrich, celebró el "tono no agresivo y el llamado a la cooperación" que efectuó Cristina, aunque consideró que "la primer persona que debe colaborar para evitar las agresiones es el esposo de la Presidenta".

"Escuchamos a la Presidenta hablarse a sí misma, analizando el pasado con cero autocrítica. Una lástima no haber escuchado una sola alusión al futuro, a cómo combatir la pobreza, el desempleo o la crisis agropecuaria", aseguró Bullrich, y catalogó al discurso como "huerfáno de soluciones".

El diputado de Proyecto Sur, Claudio Lozano, por su parte, dijo que comparte el "discurso social y la idea de la mayor participación del Estado" que tiene la Presidenta.

Sin embargo, planteó que al discurso de la primera mandataria le faltaron "precisiones sobre el proyecto del organismo regulador del mercado de granos".

En tanto, la diputada radical Silvana Giudici reclamó que el proyecto de una nueva Ley de Radiodifusión, que Cristina dijo que enviará al Congreso, "tenga garantías de transparencia".

Comentá la nota