La oposición sale a la cancha otra vez dividida

A 78 días de los comicios nacionales, ya se advierte que habrá, cuanto menos, 11 ofertas electorales distintas de la del alperovichismo. La diáspora entre las fuerzas que enfrentan al oficialismo ayudó en otros años al Gobierno a obtener amplios triunfos en las urnas.

En 2005 ganó 4 a 0. En los comicios de parlamentarios nacionales, el alperovichismo planteó un esquema de juego sencillo: dividir la oposición. Y logró tener enfrente nada menos que 13 propuestas electorales distintas. El resultado: se quedó con todas las bancas de diputados en juego. En 2007 usó la misma estrategia y obtuvo igual ganancia: consiguió cuatro escaños. El resultado final fue 4 a 1, porque los adversarios lograron obtener un lugar en la Cámara Baja para José Ignacio García Hamilton. Un detalle: lo postuló una coalición (UNA) que reunía seis fuerzas.

La próxima contienda tendrá lugar el 28 de junio próximo. Y todo parece indicar que la escuadra opositora mostrará la misma fragmentación que en las dos oportunidades anteriores. De hecho, cuando restan 78 días para la votación, ya suman 11 las agrupaciones que presentarían, por separado, candidatos a senadores y a diputados. (Ver...)

El libro de pases muestra que el escenario, de todas maneras, tendrá variantes. Por ejemplo, el frente que lideraba el radicalismo hace dos años ya no existe. Pueblo Unido, el Movimiento Popular Tres Banderas y Cruzada Peronista tomaron otros rumbos. En cambio, hay cuanto menos otras tres fuerzas que se sumarían para conformar un nuevo equipo: son el Partido Socialista, la Democracia Cristiana y la Coalición Cívica. Ahora bien, si no cierran esos acuerdos, se multiplicará exponencialmente el número de fuerzas para junio.

No está descartado que puedan vestir aquella camiseta aliancista el Movimiento Popular Tucumano y Ciudadanos Independientes. En contraste, sí parece lejana la posibilidad de que el cobismo pueda ficharse en ese "club", con lo cual es posible que se convierta en un nuevo jugador.

Los próximos comicios serán testigos, también, del retorno a las ligas nacionales de dos figuras conocidas. En primer lugar, Fuerza Republicana, que en 2007, por primera vez en su historia, no presentó candidatos. En segundo lugar, también saldría al ruedo el Partido Laborista, con el legislador Osvaldo Cirnigliaro.

A la par, los partidos de izquierda volverán a presentarse de manera individual.

Ahora bien, el enfrentamiento del 28 de junio será definitorio para la final de 2011, cuando el alperovichismo quiere disputar una nueva reelección. Si vuelve a obtener un triunfo contundente, el oficialismo probablemente plantee una nueva reforma constitucional como partido de ida.

Cobismo: Con la UCR o con lista propia

Uno de los referentes del cobismo en Tucumán, Jorge Mendía, advirtió ayer que la intención de esa corriente es seguir el orden nacional; es decir compartir las listas con la Unión Cívica Radical. Sin embargo, el legislador aclaró que en caso de no arribar a un acuerdo, el cobismo presentará sus propios candidatos.

Mendía precisó que el cobismo ya dio la venia para que en Tucumán sus postulantes sean José Ricardo Ascárate (senador) y Luis Yanicelli (diputado). "Esperamos dialogar con la UCR, pero como se trata de un distrito que está intervenido puede haber sorpresas; de hecho, en política a veces ocurren las sorpresas, pero estamos expectantes", dijo.

Humanismo: En acuerdo con el PC

El Partido Humanista presentará sus propios candidatos. En los últimos comicios de 2007, el PH había integrado el oficialista Frente para la Victoria, pero ahora decidió su desprendimiento.

El dirigente Raúl Gil Romero explicó ayer que el candidato a senador en primer término será el abogado Bernardo Lobo Bugeau, ex secretario de Derechos Humanos de la gestión alperovichista. El resto de la lista todavía está en debate.

"Somos la única oferta electoral progresista que hay en Tucumán", resaltó Gil Romero. Además explicó que el humanismo abrió las puertas al Partido Comunista (PC) para conformar un frente político.

Demócrata: Convocatoria y definiciones

La junta provincial de la Democracia Cristiana (DC) convocó a la convención partidaria para el 19 de abril, a las 9.30, en la sede del partido, ubicada en Rondeau al 400. Luego de que se discutan los informes anuales de la junta y de la comisión revisora de cuentas, y de que se presenten la memoria y el balance contable de 2007 y de 2008, se debatirá la situación política provincial. De este último punto surgirá, también, la línea y la estrategia electoral en vista a los comicios del 28 de junio. De la reunión, además, podría salir el nombre de los candidatos que encabezarán las nóminas a senadores y a diputados nacionales, y el programa con que se intervendrá en la elección.

Partido (VOS): Lobo Aragón, oficialista

El ex legislador Jorge Lobo Aragón (Voluntad Objetiva de Servir) anunció que su partido presentará candidatos en las elecciones del 28 de junio. Sin embargo, aclaró que aún no se definió si lo harán como partido independiente o adherido a un frente.

Lobo Aragón aclaró que el VOS acompañará al alperovichismo. "Tucumán es una isla en cuanto al arco opositor", afirmó. "No es que sea un ferviente admirador del gobernador, pero creo que en el ejercicio de la obra pública lo está haciendo bastante bien", insistió.

Recordó que en 2007, el VOS había impulsado la postulación de Jorge Sobisch a nivel nacional. En Tucumán, el candidato había sido Joseph Saleme.

Piqueteros: Castells tendrá su candidato

Desde Buenos Aires, el dirigente Raúl Castells adelantó a LA GACETA que el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados (MIJD) ofrecerá representantes en Tucumán. "La lista para diputados nacionales la encabezará Jorge Javier Sánchez, mientras que como candidata a senadora irá Matilde Robles", anunció el líder de los jubilados piqueteros. Sánchez fue el principal e histórico candidato por el MIJD tucumano en los últimos comicios provinciales y nacionales. En esta oportunidad, reeditará su postulación a ocupar un escaño en la Cámara Baja. En 2007 había obtenido 2.804 votos, que representaron el 0,45% de los sufragios emitidos.

Alianza (UNA): Cada socio por su lado

En los comicios de 2007, la oposición logró arrebatarle en las urnas una banca de diputado nacional al oficialismo, tras haber conformado un frente que se llamó Concertación UNA (Una Nación Avanzada).

En aquella agrupación congeniaron seis partidos políticos (Unión Cívica Radical, Pueblo Unido, Cruzada Peronista, Ciudadanos Independientes, el Movimiento de Integración y Desarrollo y el Movimiento Popular Tres Banderas). Con esa oferta impusieron a José Ignacio García Hamilton en la Cámara Baja.

Ahora, de cara a los comicios del 28 de junio, el escenario cambió otra vez, a tal punto que Concertación UNA ya no existe.

Comentá la nota