La oposición respaldó el ingreso a la niñez, pero criticó la financiación

Elisa Carrió, criticó cómo se financiará el plan, con los fondos de la Anses.
La titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dijo que es un día de "felicidad para todos los argentinos", pero criticó cómo se financiará el plan. Además, el titular de Unión-PRO, Francisco De Narváez, dijo que la iniciativa es bienvenida. La Iglesia aún no se pronunció oficialmente

Una de cal y otra de arena. Elisa Carrió elogió como pocas veces el anuncio de ingreso universal a la niñez de la presidente Cristina Kirchner. Pero, como de costumbre, expuso sus cuestionamientos al decreto de la Jefe de Estado. "Hoy es un día de alegría para todos los argentinos", afirmó Lilita, ya que "este es un primer paso para la justicia social".

La titular de la Coalición Cívica insistió en que el nuevo plan para combatir la pobreza "es un paso adelante" y que de esta manera "el Gobierno retomó la única senda que la política puede tomar". Incluso expresó que "es una enorme alegría que después de 14 años de lucha se reconozca en la Argentina que hay niños pobres".

Ayer, luego de la presentación de la reforma política, Carrió reclamó que la prioridad de la agenda debía ser el ingreso universal a la niñez. Tan sólo 24 horas después obtuvo una respuesta contundente.

En la misma línea, el diputado reelecto bonaerense de Unión-PRO, Francisco de Narváez, expresó que es "bienvenida la asignación por hijo para la protección social, pero creemos que se requiere de un modelo más integral de lucha contra la pobreza, que debería discutirse en el Congreso, donde hace tiempo que existen varias iniciativas y la intención de los legisladores de alcanzar consensos", añadió el empresario.

Asimismo, la diputada de PRO Paula Bertol agrego que el bloque "celebra que la Presidenta haya escuchado a la oposición sobre la necesidad de discutir urgente el tema de la pobreza. Hemos puesto en la agenda un tema de interés de la población".

Elogios con duras críticas

Elisa Carrió criticó fuertemente la forma en que se financiará los 10.000 millones que requerirá la medida oficial. "Tiene que pagarse con la renta financiera de los que más ingresos tienen y no con la caja de los jubilados", señaló la diputada porteña electa.

Además, se mostró molesta porque la iniciativa se haya llevado a cabo por un decreto de necesidad de urgencia y no se haya debatido en el Congreso. Por eso, Carrió anunció que el próximo martes, los referentes del arco opositor se reunirán para elaborar un contraproyecto a ser girado al Poder Legislativo.

Pese a los elogios iniciales, Lilita se despachó en criticas y recordó que "no se hizo caso a la Iglesia, que le otorgaba el cobro de las ayudas a la madres y no a los padres, que son las que llevan la familia".

Comentá la nota