La oposición reclama que la ley se trate después del 10 de diciembre

La oposición reclama que la ley se trate después del 10 de diciembre
Dice que le corresponde hacerlo al Congreso renovado en junio pasado.
Que el matrimonio Kirchner no soporta que lo controlen. Que la iniciativa del Gobierno es legal pero carece de legitimidad. Que el kirchnerismo violenta la política y no escucha el reclamo de cambio. Que es un proyecto demasiado importante como para abordarse a las apuradas. Todo esto, pero, ante todo, que la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que ayer anunció Cristina Kirchner no sea tratada por el actual Congreso: el debate debería darse a partir del 10 de diciembre, cuando las bancas sean ocupadas por los nuevos legisladores.

Palabra de los principales opositores. En declaraciones en caliente brindadas poco después de seguir el discurso de la Presidenta por TV, en conferencias extensas y hasta por escrito. Detrás de esas palabras estuvieron el líder de PRO, Mauricio Macri y sus socios de Unión-PRO, Francisco de Narváez y Felipe Solá, más una docena de diputados y diputados electos, como Gabriela Michetti; la UCR, que conduce Gerardo Morales y la Coalición Cívica de Elisa Carrió.

En la puesta en escena del PRO y el PJ disidente, Macri le pidió a los legisladores oficialistas "que reflexionen", cuestionó su "legitimidad" y advirtió: "Que esto no genere una tensión adicional entre los argentinos". De Narváez comparó a Kirchner con el presidente venezolano Hugo Chávez: "No es distinto lo que hacen. Quieren perpetuarse en el poder". Y Solá apuntó que se trata de una de las leyes más importantes de los últimos años, "sino la más importante" y pidió no acelerarla.

La UCR y la Coalición, socios en la elección pasada, coincidieron en que "no están dadas las condiciones y las garantías para tratar el tema". Al igual que el macrismo, pidieron que el debate se postergue hasta el 10 de diciembre, cuando juren los nuevos legisladores.

Comentá la nota