La oposición rechaza el plan de deuda de Jaque

El Frente Cívico ya había anticipado que no aprobaría la deuda mientras que los demócratas no están de acuerdo en pedir plata para gastos corrientes. Comienza el debate.

Nadie quiere hablar del proyecto enviado por el Ejecutivo antes de dejar claras varias cuestiones. Creen que ir directo a la propuesta que pide autorización para endeudarse por $ 520 millones es una forma de dar entidad a algo que no pretenden discutir antes de observar algunos signos por parte del oficialismo que apunten a conseguir dinero que la Nación adeuda históricamente.

Intuyendo la postura de la oposición, el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, envió una misiva a todos los legisladores en la que pidió "especial consideración" en el tratamiento del proyecto.

La carta, no obstante, no allanará el camino de la discusión que la semana que viene comenzará a librarse en Diputados para tratar de paliar el déficit que este año tendrá la ejecución del Presupuesto de Mendoza y que debe ser aprobada por los dos tercios de ambas cámaras.

El Frente Cívico Federal (UCR, Confe, ARI y justicialismo disidente) había advertido a principios de mes que no daría su voto para contraer deuda debido a que -desde hace tiempo- están proponiendo líneas alternativas de financiamiento y ayer ratificó esta postura. El Partido Demócrata, en tanto, planteó una posición similar.

Aumentar la base coparticipable, la coparticipación del impuesto al cheque y coparticipar el sobrante de los ATN son sólo algunos de los planteos que el Frente plasmó en un documento. El PD pidió no olvidar los $ 1.000 millones que se han aceptado como deuda reparatoria por la promoción industrial y que, en su momento, el gobierno de Julio Cobos canjeó por la obra de Portezuelo del Viento, de la que aún no hay noticias.

Pero a esas objeciones se cuestiona la falta de definiciones cuando los legisladores comienzan a hablar del proyecto. Es que el Ejecutivo envió un pedido abierto, sin especificar el tipo de deuda ni con qué entidades piensa contraer crédito. Tampoco se habla de las garantías. Lo único que se establece es que el monto podría ser de hasta $ 520 millones.

"Pareciera que no tienen idea qué es lo que quieren hacer", comentó el diputado demócrata Alberto Sánchez. "A dos meses de terminar el año nos envían una enunciación de alternativas de endeudamiento y, encima, cualquiera también puede ser la garantía", advirtió la diputada Liliana Vietti, presidenta del bloque de la UCR. En su momento, los legisladores opositores habían dicho al ministro de Hacienda, Adrián Cerroni, que el proyecto necesitaba más precisiones porque es algo que compromete los dineros futuros.

"Es una expresión de deseo muy difuso. Es como decir, me quiero endeudar y confíen en mí", comparó Vietti mientras Andrés Marín -al frente del bloque de Confe- igualó al proyecto con un cheque en blanco. "Hasta mencionan un crédito puente que es como pedir que giren en descubierto y después vemos", completó Sánchez. El diputado también pide ver el presupuesto 2010 porque teme que venga con un pedido de financiamiento similar, lo que complicaría aún más las cosas.

Por el momento, uno de los pocos opositores que podría acompañar es el justicialista disidente Daniel Cassia. Aunque ayer no había tenido tiempo de ver la propuesta, anticipó que era probable que lo hiciera (con las modificaciones correspondientes) porque era "eso o el abismo".

Gestionar fondos

El malestar de los legisladores se debe a que la situación podría haberse comenzado a paliar antes con diferentes acciones en lugar de esperar a último momento. Es que tanto cobistas como radicales y demócratas se cansaron de advertir, el año pasado, que el presupuesto actual estaba sobreestimado.

"En lugar de monitorear el gasto desde enero, recién empezaron con algunas reducciones en julio, después de las elecciones", opinó Vietti quien agregó que -entonces- ya tenían pensado el endeudamiento y no hicieron nada para conseguir otros fondos en el camino.

"Históricamente hemos pensado que es malísimo que la Provincia se endeude para gastos corrientes. Por eso creemos que el Gobernador debe plantarse ante la Nación para conseguir que se pague la deuda de Portezuelo y que -ya que no lo quieren eliminar- que se coparticipe entero el impuesto al cheque", enumeró Sánchez.

Además, los diputados se encargan de marcar las contradicciones de las justificaciones del proyecto de endeudamiento. "Nos hemos cansado de escuchar desde la Presidencia que la crisis no ha afectado a este país y que la inflación es baja. Sin embargo, entre los fundamentos se menciona la crisis internacional, el aumento de los insumos y la gripe A, cuando supuestamente la Nación envió dinero para afrontarla", fustigó Marín.

Comentá la nota