La oposición rechaza un decreto pro burocracia sindical

La oposición rechaza un decreto pro burocracia sindical
La CC, la UCR y el PRO criticaron la idea del Gobierno de trabar la opción de los trabajadores de elegir obra social libremente, como reveló Crítica de la Argentina.
Los diputados de la oposición se hicieron eco de una información publicada por Crítica de la Argentina sobre que el Gobierno Nacional estaría evaluando cambios en el sistema de elección de las Obras Sociales. Así, desde el PRO, la UCR y la CC rechazaron la reforma, que se concretaría a través de un decreto presidencial, buscaría limitar la posibilidad de los trabajadores de elegir libremente la obra social que mejor servicios le ofrezca.

En caso de firmarse el decreto, los empleados sólo podrán disponer de un aporte equivalente al salario promedio de su actividad para destinar a la obra social de su elección y, en caso de que ganasen más, la diferencia del aporte iría a la obra social de origen. "Quieren provocar un doble aporte de los trabajadores para mantener el sistema burocrático de algunos sindicatos. Una nueva medida del gobierno en contra de los trabajadores", manifestaron los firmantes que pertenecen al PRO, la CC y la UCR.

El decreto establecería que en cualquier momento el empleado podría volver a la obra social de origen, mientras que sólo tendrán un mes en el año para optar por el traspaso hacia otra obra social. "Entorpecer el pase entre obras sociales significa perjudicar seriamente a los trabajadores y premiar la ineficiencia en la prestación de servicios".

"Tener que esperar 6 meses para poder realizar el traspaso atenta contra la libertad de elección y perjudica algo tan importante como es la cobertura en materia de salud tanto para el trabajador como para su familia", sostuvieron en relación al requisito de antigüedad que se establecería para efectuar el traspaso.

"La gente eligió cambiarse de obra social en la búsqueda de un mejor servicio de salud y ahora quieren eliminar la libertad de elección para el beneficio de algunos sindicalistas", finalizaron los firmantes.

UNA LEY A LA MEDIDA DE MOYANO. Según publicó Critica de la Argentina en su edición del 26 de enero de este año el decreto en cuestión ya cuenta con la aprobación del secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini.

El texto fue presentado por el titular de la Superintendencia de Servicios de Salud, el moyanista Juan Rinaldi, a la ministra Graciela Ocaña. Los ejes del borrador que sirvió de base son el resultado de los acuerdos a que arribaron los dirigentes de la CGT durante los plenarios celebrados en noviembre y diciembre. Con estos cambios, que satisfacen un reclamo planteado hace casi dos años, el Poder Ejecutivo busca diferir los planteos de aumentos salariales que ya han insinuado tanto el líder de los camioneros como los titulares de los principales gremios.

El decreto mantendrá la obligación de que quien desee emigrar de su obra social de origen deberá firmar el pedido de manera personal y en la sede de la obra social de destino. Hay quienes sostienen que esta exigencia implicó siempre una forma velada de obstrucción puesto que muchos afiliados tienen dificultades para trasladarse hasta la sede central de la nueva prestadora.

La primera modificación que establece el decreto está referida al período en el que un trabajador debe permanecer en la obra social de origen antes de redireccionar sus aportes. En la actualidad ese lapso es de tres meses (el primer día del tercer mes se hace efectivo el traspaso), y el decreto lo elevará a seis.

Las empresas de medicina prepaga, entre tanto, se limitan a seguir los acontecimientos sin abrir juicio: “Debe ser el usuario el que proteste y vaya a Defensa del Consumidor si se siente incómodo –dicen–, si cree que este decreto fomenta discriminaciones hasta entre trabajadores de una misma empresa y sólo porque unos fueron contratados antes y otros después”.

Comentá la nota