La oposición quiere anular la promulgación

La incorporación inconsulta de correcciones en el texto que sancionó el Senado es el argumento para pedir que se frene su aplicación. El radicalismo está dispuesto a ir a la Justicia y el kirchnerismo minimiza el tema.
La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual volverá a ser el fondo de una pulseada entre el kirchnerismo y la oposición. El radicalismo decidió pedir la nulidad de la fe de erratas incorporada mientras se debatía el proyecto en el Senado y reclamar también que se deje sin efecto la promulgación de la norma que dictó en tiempo récord la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. El camino que se seguirá para sortear el conflicto planteado por la corrección se definirá mañana en la reunión de Labor Parlamentaria.

La fe de erratas para salvar dos artículos incongruentes en la redacción que se había remitido desde la Cámara de Diputados –el 95 y el 124– ingresó a la Cámara alta sin que fueran notificados los legisladores. El kirchnerismo asegura que se trata de una modificación menor pero la UCR está decidida a aprovechar ese resquicio para volver atrás con la norma. La decisión que tomaron el presidente del bloque Ernesto Sanz y el titular de la UCR y también senador, Gerardo Morales, es presentar ante el cuerpo un planteo de "nulidad de la fe de erratas, y otro similar ante el Poder Ejecutivo contra la promulgación", indicaron fuentes de la bancada a Crítica de la Argentina.

La intención de los referentes de la oposición es que la norma se convierta en "inaplicable" hasta tanto se expida el cuerpo. Un paso que implicaría volver a discutir la forma y, esperan, el fondo. "Si conseguimos que se suspenda la aplicación de la ley, también se va a detener la conformación de la comisión bicameral con el avance en la determinación de los integrantes de la autoridad de aplicación", explicaron.

El argumento formal para pedir la nulidad de la fe de erratas y de la promulgación es "la versión taquigráfica de la Cámara de Diputados que dice que el secretario parlamentario sólo puede renumerar los artículos: si hace otra cosa, o se excede o comete un error".

El radicalismo señala que el planteo es una observación de "derecho administrativo" y, por lo tanto, en el pedido de nulidad que impulsan hacen "reserva de iniciar acciones judiciales en lo contencioso administrativo federal si los dos poderes no cumplen".

En la bancada kirchnerista miden diferente la gravedad del caso y aseguran que en la reunión de Labora de mañana, cuando se discutan los temas que llegarán al recinto el miércoles, se pondrá fin a la disputa. "Es tradicional que haya erratas, no es nada sobrenatural", señalan con ironía y consideran que la oposición "está buscando excusas para mantener el tema en el candelero". Las posibilidades que barajan dentro del bloque del Frente para la Victoria es apelar a "una resolución del cuerpo que acepte la inclusión de las modificaciones o trabajar sobre una idea de ley correctiva". Esta alternativa implicaría reabrir de todos modos la discusión en el recinto.

El presidente del bloque oficialista, Miguel Pichetto, ya había minimizado el conflicto apenas se conoció la inclusión de la fe de erratas. "Fue un ajuste meramente numérico del articulado. Este mecanismo de remisión de nota de fe de erratas no implica ninguna irregularidad". La oposición no piensa lo contrario y está dispuesta a que se note.

Comentá la nota