La oposición quiere un acuerdo de gobernabilidad para el 29-J

Por Gustavo Silvestre.

La oposición se prepara para dar un paso adelante en su estrategia política para este año, y en la búsqueda de gobernabilidad más allá del 28 de junio: están trabajando en el ámbito del parlamento nacional en la firma de un acuerdo político que los comprometa a seguir trabajando unidos, después de las elecciones.

Si bien desde el año pasado los bloques del Pro, la Coalición Cívica, los radicales y parte del peronismo disidente venían trabajando en conjunto, con posturas comunes a partir de la resolución 125, este Acuerdo Político que se trabaja contra reloj tiene como objetivo consolidar ese trabajo,y que muestre de cara a la sociedad el compromiso de la oposición de seguir trabajando en conjunto en temas de interés nacional. Y el apuro de firmarlo antes de las elección es comprometer a todos, incluido el peronisimo disidente, de que más allá de los votos que cada partido saque en la elección, va a primar la estrategia común de presentar batalla en los temas que están pendientes de resolución, en un parlamento inactivo por la campaña.

Los propulsores del acuerdo son los jefes de las bancadas opositoras en el parlamento,que días atrás frenaron la partida del Presidente del bloque Pro, Federico Pinedo hacia el gobierno de la ciudad.

"Macri lo quería llevar a Federico al gobierno de la Ciudad, pero nosotros lo convencimos de la necesidad de que siga aquí...que el período que se inicia después del 28 de junio va a ser histórico y que él,que es un tipo responsable,racional y dialoguista no podía estar ausente", cuenta uno de los fogoneros de la oposición.

Los ‘armadores’ de este acuerdo quieren firmar el mismo, a más tardar, la semana próxima.

Con este objetivo han conversado ya con todos los bloques de la oposición, incluidos Francisco De Narváez y Felipe Solá, para apurar los términos del mismo.

Para la oposición, este sería el primero de dos pasos que ellos creen deben darse después del 28 de junio para apoyar la gobernabilidad y ejecutar rápidamente temas pendientes de resolución, vitales para la marcha del país.

Uno de los líderes de la oposición en el Congreso, que está en el armado de este espacio lo explica de la siguiente manera: "Hay que ser realistas; el mejor escenario para todos, y para el país sería que Kirchner no pierda en la provincia de Buenos Aires, que tenga un resultado ajustado, que no debilite al Gobierno, y que la oposición gane muchas más bancas como va a ocurrir, y que seamos mayoría en el parlamento.

Desde esta posición, ofrecerle al Gobierno un acuerdo de gobernabilidad para los próximos dos años, que incluya cinco puntos fundamentales para mantener el país a flote.

¿Cuáles serían esos puntos? El dirigente político lo cuenta: "Entre ellos debería estar la readecuación del presupuesto nacional, el manejo de la deuda externa, sobre todo de los vencimientos, el tema de las retenciones, y otros que hagan previsible al país para que el próximo presidente lo reciba en un marco adecuado de gobernabilidad".

¿Y el Gobierno lo aceptará?, es la pregunta que sigue. La respuesta no se hace esperar: "Ya hay conversaciones con algunos hombres del Gobierno, con algunos operadores del peronismo, que piensan de la misma manera y que lo ven posible y necesario".

Y además la Presidenta se tendrá que dar cuenta que es su gran oportunidad de mostrarse ella al frente del Gobierno y no Néstor Kirchner, que ya demasiado daño le ha hecho. Y agrega: "Tienen suerte de tener una oposición racional, y de hombres que buscan acuerdos y no enfrentamientos como Macri, Reutemann, el mismo Scioli, De Narváez en el peronsimo disidente que será el candidato a gobernador de todo el peronismo en la provincia de Buenos Aires porque quedará muy bien posicionado,y de figuras del propio gobierno que quieren acordar..."

El dirigente opositor se entusiasma con la posibilidad de este acuerdo. "Obvio que el gobierno no lo va a convocar porque sería cederle el protagonismo a la oposición y levantarnos y nadie lo hace, pero saldrá desde el Parlamento porque habrá otra composición política y ellos tendrán la necesidad de acordar,porqué si no como gobiernan?", se pregunta.

Las conversaciones políticas están en marcha.

Habrá que ver si se logran dar los pasos que hoy por hoy imaginan los armadores de este ‘Acuerdo Politico’. O si los celos de una competencia electoral en marcha lo congelan. Daría la impresión que se puede concretar.

Comentá la nota