La oposición no quiere acordar reforma alguna

El gobernador, José Alperovich, quiere volver a cambiar la Carta Magna provincial, para subsanar los institutos que fueron objetados judicialmente. En concreto, quiere alterar el mecanismo de designación de jueces y el régimen de enmienda legislativa, y quiere habilitar expresamente una nueva reelección consecutiva. Para llevar adelante ese cometido, llamó a los opositores a buscar el consenso. Pero los invitados no creyeron en la convocatoria.
La convocatoria a los referentes de la oposición, formulada por el gobernador, José Alperovich, para consensuar los alcances de la próxima reforma constitucional, no resultó creíble para quienes enfrentan al oficialismo.

En los partidos que cuentan con representación parlamentaria, la invitación del mandatario fue directamente vilipendiada.

Los cinco legisladores de la oposición, que son quienes eventualmente participarán del debate en el recinto cuando el Gobierno promueva una ley que declare la necesidad de modificar nuevamente la Carta Magna provincial, llegaron a considerar desde incoherente hasta ofensivo que Alperovich los convoque a dialogar sobre el asunto.

Por separado, los dirigentes coincidieron en su diálogo con LA GACETA en que el titular del Poder Ejecutivo debería abocarse a resolver cuestiones sociales acuciantes, que van desde el flagelo de la drogadependencia hasta el incremento de la tarifa del servicio de energía. De hecho, reclamaron ser citados a consensuar políticas de Estado referidas a esas problemáticas, y no a hablar sobre una enmienda que, como lo ha explicado el mandatario, tiene como una de sus finalidades principales habilitar de manera expresa una nueva reelección consecutiva.

Para habilitar otro cambio constitucional, se requiere del dictado de una ley especial que precise los alcances de la modificación. Debe ser sancionada al menos por 33 legisladores, es decir, los dos tercios de los 43 parlamentarios.

El plan oficial

“Como gobernador trato de que nos unamos para sacar la provincia adelante. Bienvenido sea si con la oposición nos podemos poner de acuerdo”, aseveró Alperovich el lunes, en su convocatoria. El mandatario anunció que los puntos sobre los que piensa circunscribir la nueva reforma, que se concretaría en 2010, se refieren al sistema de designación de magistrados, al mecanismo de enmienda legislativa (por él, la Legislatura puede modificar la Carta Magna) y la habilitación de una nueva reelección consecutiva.

Comentá la nota