La oposición quedó con el Concejo

En una secesión especial realizada en la tarde ayer en el Concejo Deliberante de Posadas, asumieron los siete concejales elegidos en 28 de junio pasado, la misma fue presidida por la edil Felisa Gottschalk, en su condición de concejal de mayor edad.
Prestaron juramento Ramón Lucio "Lucho" Mariani (Más Renovación), Carlos Báez y José Moglia del Frente Renovador; José Almirón y Gabriel Nielsen del Pro; Ramón del Rosario Velázquez del justicialismo y Hernán Damiáni de la UCR. Una vez aprobado los diplomas de los ediles, se pasó a elegir las autoridades del cuerpo y se presentaron dos posturas; una impulsada por el Frente Renovador que propuso como presidente a Carlos Báez; vicepresidente primero a Miguel Pintos y vicepresidente segundo a Miriam Krujosvki. En tanto que una alianza formada por el justicialismo, la UCR y el Pro impulsó como presidente a Felisa Gottschalk, quien fuera candidata del sublema del actual intendente Orlando Franco; Ricardo Skanata como vicepresidente primero y Hernán Damiáni, como vicepresidente segundo, que se impuso por ocho votos contra seis. Posteriormente, vino la integración de las comisiones y aquí hubo muchas discusiones porque los concejales del Frente Renovador entendieron que no estaban representados en las mismas de acuerdo con los resultados de las elecciones del 28 de junio, como fue el caso de Mariani, quien renunció a la presidencia de la comisión de Salud Pública, por entender que ese puesto le correspondía a Carlos Báez. Posteriormente, finalizó la sesión, mientras afuera del recinto numerosos militantes renovadores manifestaban su descontento con la actitud de Gottschalk.

Comentá la nota