La oposición propone dialogar sobre una agenda consensuada de temas prioritarios

Referentes de distintos partidos coincidieron en que la crisis requiere la apertura de nuevas instancias. Pero advirtieron que el Gobierno debe modificar posicionamientos y realizar un "sinceramiento" sobre la gestión.
No pasó desapercibido en las distintas fuerzas políticas el pedido de "reflexión" que realizó la gobernadora Fabiana Ríos para que se dejen de lado las "oposiciones transitorias", y para que los distintos sectores trabajen en conjunto en busca de "ese norte común a todos" que es salir de la crisis.

En líneas generales referentes de distintos partidos, consultados por TIEMPO Fueguino, coincidieron en que es necesario el restablecimiento de los espacios de diálogo. Sin embargo, evaluaron que es necesario un "cambio de actitud" de parte del Ejecutivo provincial en cuanto a sus posturas hacia la oposición, lo que incluye el establecimiento de una agenda de temas consensuada para una "discusión integral".

Del mismo modo, reclamaron un sinceramiento ante la "falta de políticas de Estado" sobre "temas esenciales" cono educación y salud, y remarcaron que el objetivo no es "hacer oposición por oponerse".

Además, recordaron que iniciativas similares impulsadas por el ARI fracasaron por "falta de contenido y continuidad". Y concordaron que si hay "madurez" la carrera electoral no debe condicionar la búsqueda de consensos.

Cabe recordar que tras la sanción de sendas leyes que establecieron los límites de la provincia y crearon la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, Ríos destacó el trabajo conjunto de los senadores y diputados fueguinos de distintas bancadas para la aprobación de esas iniciativas. Y en el mismo sentido se había manifestado cuando se sancionaron los beneficios impositivos para la industria electrónica fueguina. En ambas oportunidades la mandataria había pedido que esa labor se proyectara a nivel provincial, e incluso pronosticó un "futuro excelente" si se concreta esa posibilidad.

"Discutir sobre temas prioritarios"

El titular de las Unión Cívica Radical, Ariel Pagella, resaltó que "todos los partidos de la oposición planteamos que se debe dialogar", pero advirtió que "el que tiene que generar las condiciones para que los espacios se concreten es el Gobierno, es el Ejecutivo el que tiene que convocar".

Sostuvo que "se debe discutir sobre temas concretos y además es necesario elaborar una agenda con temas prioritarios, a fin de lograr articular acciones conjuntas".

No obstante, evaluó que es "fundamental" que "se dé contenido y continuidad a la discusión".

El edil de Río Grande indicó que "en un espacio conjunto surgen temas de común acuerdo" y que de ellos "algunos pueden no ser del agrado del Gobierno", pero "es necesario que se hable de todos los temas".

También analizó que, además, "empieza a tallar lo electoral y creo que todo 2010 va a ser así", y estimó que "a partir de marzo o abril se va a estar en carrera pensando en 2011". No obstante, consideró que "si se establece un marco adecuado el diálogo puede prosperar.

Finalmente, Pagella hizo hincapié en que debe "imperar la lógica y la madurez necesaria para que los procesos electorales no condicionen ninguna instancia de diálogo".

"El diálogo es necesario"

Ante esto, el legislador Luis Velásquez (Movimiento Obrero) sostuvo que "por supuesto que el diálogo es necesario", pero advirtió que "en un momento hubo un diálogo de sordos porque el Gobierno hizo que primara lo que ellos decían, la de ellos era la única palabra autorizada".

Remarcó que desde la oposición "no podemos ser necios y negarnos a discutir, ya que es imperativo tomar decisiones en beneficio de la sociedad", en tanto cuestionó que el ARI "cuando fue oposición mostró una constante negativa al diálogo y a sentarse a debatir, y un ejemplo fue la mesa de diálogo que propuso el ex gobernador (Jorge) Colazo". Y añadió: "Después de 2011 van a volver a ser oposición y espero que entonces no tengan una postura tan encarnizada como la que tuvieron antes".

Asimismo, planteó que "es necesario un sinceramiento de parte de la gobernadora, que admita que no tiene políticas de Estado ni plan de gobierno", y remarcó que "lo que se logró hasta ahora en materia legislativa en el Congreso no fue mérito único de este gobierno, si no de un trabajo mancomunado con senadores, diputados y el Gobierno nacional".

Finalmente, Velázquez puntualizó que "todavía no estamos entrando en un año electoral, y por eso en los primeros seis meses de 2010 debe existir la oportunidad de despojarse de mezquindades, y de debatir y consensuar con todos los sectores las acciones para sacar adelante a la provincia".

El Gobierno "no debe imponer su agenda"

Por su parte, el presidente de la Departamental Ushuaia del Partido Justicialista, Juan Pino, afirmó que "el peronismo siempre está dispuesto al diálogo pero el Gobierno no debe imponer su agenda, no es correcto que por ejemplo que no hable con la oposición del convenio chino".

En esa línea, opinó que "debe haber una discusión integral de todos los temas, no solo de los que le interesa a la gobernadora", y en función de ello "planteamos que debe haber una agenda consensuada".

"Además, el Gobierno debe explicar muchas cosas antes de sentarse a dialogar, como por ejemplo lo que está haciendo con las negociaciones con los chinos", amplió el concejal capitalino.

En tanto, recalcó que "cuando nosotros planteamos la necesidad de un diálogo estamos hablando de temas esenciales como salud, educación, seguridad o recursos hidrocarburíferos", por lo cual "sentarnos para la foto, como ya pasó, no tiene sentido".

Pino evaluó que "todos los partidos que somos oposición estamos preocupados por los mismos temas", y en ese contexto "coincidimos en los diagnósticos y coincidimos que no hay políticas de Estado sobre los temas más importantes y preocupantes".

Comentá la nota