La oposición propone congelar el precio de los combustibles al 1º de enero

La oposición propone congelar el precio de los combustibles al 1º de enero

Un proyecto de ley conjunto entre Diputados y Senadores del Frente para la Victoria exigió declarar la “Emergencia para los Usuarios Viales”. Piden suspender cualquier aumento en el costo de los combustibles, mayorista como minorista, durante un año.

Una iniciativa legislativa elaborada por Diputados y Senadores del Frente para la Victoria, entre ellos José Lios Gioja, Fernanda Vallejos, Daniel Filmus y Mayra Mendoza, exige “suspender cualquier aumento en el costo de los combustibles derivados del petróleo en todo el territorio nacional”.

La medida – que revalida una anterior presentada en 2018 – se enmarca dentro de la “Emergencia para los Usuarios Viales”, tal el nombre del Proyecto de Ley que lleva por número de expediente 7781 y tiene vigencia por un año, contado de su sanción. Fue presentado ante las Comisiones de Transportes, Energía y Combustibles, Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia y Presupuesto y Hacienda.

El artículo 2 de la propuesta opositora sostiene que “el precio máximo de referencia para el litro de combustible, durante la vigencia de la Emergencia, es el publicado por la empresa Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) el día 01 de enero, tanto mayorista como minorista”.

Asimismo, se dispone que, durante el plazo de vigencia de la Emergencia, quedan suspendidos los aumentos de las Tarifas de los Peajes, autorizados por el Poder Ejecutivo en la totalidad de las rutas y autovías nacionales cuya regulación corresponde al Estado nacional.

Según sus impulsores, la adopción de estas acciones “no sólo constituirán un paliativo para un colectivo enorme de la población que se desplaza cotidianamente con sus vehículos, en general por razones laborales, sino que además generarán un efecto favorecedor para la economía nacional en su totalidad, puesto que se aminorarán indudablemente los costos, entre otros, de la logística y la distribución de productos, lo que puede producir un efecto de descompresión sobre la inflación y el costo de vida”.

“Estamos proponiendo contemplar la acuciante situación de los usuarios viales”, afirmaron los parlamentarios. “Los mismos han sido sistemáticamente castigados por los reiterados aumentos de combustibles, producto de la nefasta política energética implementada por el Gobierno, que ha dolarizado el costo de los hidrocarburos, como si Argentina fuera en país que no produce ni una gota de petróleo”, concluyeron.

UNA MEDIDA APLICADA POR TODOS LOS GOBIERNOS SIN EFECTOS POSITIVOS

El congelamiento de los precios fue una de las herramientas que utilizó la gestión de Guillermo Moreno cuando estaba el frente de la Secretaría de Comercio para intentar frenar los sucesivos aumentos. Lo hizo en dos oportunidades (2010 y 2011) y para aplicarla, el funcionario se basó en la ley de abastecimiento.

Una decisión similar adoptó el ex Ministro de Energía Juan José Aranguren, cuando a mediados del año anterior, debió solicitarle a las petroleras que suspendan el traslado de los incrementos a las pizarras de las Estaciones de Servicio por dos meses.

En ambos casos las expendedoras sufrieron una considerable disminución de su rentabilidad, ya que a la par que debieron mantener sin cambios los valores en el surtidor, los costos operativos crecieron al ritmo de la inflación.  

Coment� la nota