La oposición pone condiciones a la reelección de Fellner en Diputados

Si no hay acuerdo en el reparto, se negará a que el oficialismo retenga la Presidencia.
La conformación que tendrán las comisiones en Diputados desde el 10 de diciembre genera una disputa cada vez más tensa, tal como relevó Clarín el domingo. Y ante la reticencia del kirchnerismo a ceder el control de las que considera clave, la oposición adviertió ayer que no darán su voto para asegurarle al kirchnerismo la continuidad en la Presidencia de la Cámara baja si no se cumplen sus exigencias de hacer un reparto equitativo en el manejo de las comisiones. Es el tercer cargo en la línea sucesoria de Cristina Kirchner y hasta el momento el oficialismo volvería a postular al jujeño Eduardo Fellner.

Los puentes tendidos en la oposición tendrán un nuevo capítulo esta tarde, en el Comité Nacional del radicalismo. Allí estarán los referentes del Acuerdo Cívico y Social: Gerardo Morales, Oscar Aguad y Ernesto Sanz por la UCR; Elisa Carrió y Adrián Pérez por la Coalición Cívica; Silvia Ausgburger -Rubén Giustiniani viajó a Italia- por el socialismo.

También se suceden contactos con el peronista disidente Felipe Solá y con Federico Pinedo, del PRO. Se proponen asegurarse el 60% de los lugares en las comisiones -de acuerdo con la nueva composición de la Cámara cuando asuman los diputados electos el 28 de junio- y la presidencia de varias de ellas. "Toda la oposición está conversando porque debe respetarse la voluntad popular. El oficialismo no puede pretender tener mayoría en comisiones si no la tiene en la Cámara", aseguró Carrió. El kirchnerismo quedaría en diciembre con 86 diputados propios y poco más de una docena de aliados seguros (ver "El kirchnerismo...").

El manejo de las comisiones es clave para el armado de la agenda parlamentaria. Cada proyecto debe definirse allí antes de discutirse en el recinto. Agustín Rossi, el jefe de bloque kirchnerista, adelantó que buscará retener el control de las que "hacen a la gobernabilidad". Dio como ejemplo la de Presupuesto, aunque el kirchnerismo intentará manejar las seis o siete más importantes.

Ante este panorama, las principales espadas de la oposición coincidieron en buscar un consenso para fortalecer la postura. "Si no hay acuerdo antes de la sesión preparatoria, en los primeros días de diciembre, no vamos a dar los votos para la Presidencia de la Cámara", confirmó una diputada al tanto de todas las conversaciones. Habitualmente se da mandato al titular de la Cámara para que negocie el reparto en las comisiones. De no haber acuerdo, el reglamento indica que debe resolverse por votación del cuerpo.

Las comisiones son 45 y la intención de la oposición es que se dividan en dos o tres niveles de importancia, para repartir las presidencias equitativamente entre sus bloques y el oficialismo. En el primer nivel podría estar integrado por Presupuesto, Asuntos Constitucionales, Justicia, Legislación General, Penal, Juicio Político, Energía y Comunicaciones. El oficialismo incluye Defensa y Relaciones exteriores entre las prioridades, y la oposición podría ceder en esos dos casos para concentrarse en las primeras. También dirigirán fuerzas a algunas Bicamerales, como la de seguimiento de las facultades delegadas al Ejecutivoy el control de los DNU.

Carrió ya advirtió sobre la diea de crear otras a partir de diciembre, para que se dediquen a "investigar la corrupción y el saqueo de recursos naturales".

Comentá la nota